Feeds:
Entradas
Comentarios

La cera es una sustancia que se produce de forma natural en nuestros conductos auditivos. Tiene una función protectora y lubricante. Usar hisopos para limpiarlo puede causar serias lesiones. Aquí le sugerimos algunas sugerencias caseras  para limpiarlos.

La acumulación de cera en los oídos produce, entre otras molestias, sensación de picor, mareos, irritación y hasta pérdida parcial de la audición

Los dos conceptos erróneos más importantes que escucho como otorrinolaringólogo son que el canal auditivo se debe limpiar en casa y que se deben usar hisopos de algodón para limpiarlo: ambas ideas son incorrectas”, advirtió el autor principal del estudio, el Dr. Kris Jatana, del departamento de otorrinolaringología pediátrica del Hospital Pediátrico Nacional en Columbus, Ohio. 

“Normalmente los canales auditivos se limpian solos. Usar hisopos de algodón para limpiar el canal auditivo no solo empuja al cerumen más cerca del tímpano, sino que hay un riesgo significativo de provocar una lesión entre menor y grave en el oído”, comentó Jatana.

La acumulación de cera en los oídos varía de una persona a otra y produce, entre otras molestias, sensación de picor, mareos, irritación y hasta pérdida parcial de la audición.

 

  1. Prepare una solución salina

Ingredientes

  • 1 cucharadita de sal (5 g)
  • ½ taza de agua (125 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Para elaborar esta solución bastará con mezclar ambos ingredientes hasta que la sal se disuelva bien.
  • A continuación, introduce un trozo de algodón en la soluciòn.
  • Inclina levemente la cabeza hacia arriba y deje caer algunos gotas de la solución en el oído.
  • Hay que mantener esta posición un par de minutos para que el líquido entre en el oído.
  • Después, inclina la cabeza en dirección opuesta para drenar la solución y la suciedad acumulada.

2. Aceite de parafina

Durante mucho tiempo también se ha utilizado el aceite de parafina, de venta en farmacias, para acabar con el exceso  de cera. Su uso es muy sencillo.

Ingredientes

  • 2 cucharada de aceite de parafina (20 g)

¿Qué debes hacer?

  • Calienta un par de cucharadas de este aceite, a una temperatura soportable, y viértelas con cuidado sobre el oído.
  • Deja que actúe durante 5 minutos.
  • Pasado el tiempo indicado se lava el oído con agua tibia, para eliminar los restos de la cera.
  • Lo ideal es repetir el proceso durante dos días seguidos, para que la acumulación se disuelva bien.
  1. Peróxido de hidrógeno (agua oxigenada)

Ingredientes

  • Agua
  • Peróxido de hidrógeno al 3%.

¿Qué debes hacer?

  • Mezcla  a partes iguales, agua y peróxido de hidrógeno al 3%.
  • Echa unas gotas de la mezcla en el oído, inclinando la cabeza para que entre en el interior.
  • Deja actuar la solución durante dos minutos, y a continuación, vuelve la cabeza al lado contrario, para drenar el líquido que reste.
  1. La eficacia de la glicerina o aceite de oliva

Se trata de otro ingrediente natural muy eficaz para suavizar la cera y facilitar su eliminación. Este producto se puede adquirir en la farmacia.

  • Para conseguir buenos resultados lo aplicaremos tres veces al día con un gotero

www.guiadecontactomedico.com

@GuiaCMedico

El impacto del pie con en el pavimento al caminar o correr envía ondas de presión a lo largo de las arterias que  mejora el  flujo sanguíneo al cerebro. Esta es la conclusión de un pequeño estudio realizado en la Universidad de Tierras Altas del estado de Nuevo México, Estados Unidos.

Antes se consideraba que el suministro de sangre al cerebro era una acción involuntaria que no se veía afectada por el ejercicio ni por los cambios en la presión arterial. Pero investigaciones recientes han mostrado que el impacto del pie al correr se asocia con ondas que fluyen en retroceso en las arterias que ayudan a regular la circulación hacia el cerebro.

El impacto del pie al correr se asocia con ondas que fluyen en retroceso en las arterias que ayudan a regular la circulación hacia el cerebro

 

Esas ondas se sincronizan con la frecuencia cardiaca y el paso del corredor, explicó  Ernest Green líder del equipo de investigadores que condujo el estudio.

Usando tecnología de ultrasonido, midieron el diámetro de la arteria carótida y la velocidad de las ondas de sangre de 12 jóvenes adultos sanos para calcular el flujo sanguíneo al cerebro mientras caminaban a un ritmo constante.

El estudio mostró que caminar aumenta significativamente del flujo sanguíneo al cerebro. Este incremento no es tan dramático como al correr, pero es más notable que el observado al andar en bicicleta, que no conlleva ningún impacto del pie, apuntaron los autores del estudio.

“Lo sorprendente es que tardáramos tanto en medir estos efectos hidráulicos obvios en el flujo sanguíneo al cerebro”, comentó Greene.

“Hay un ritmo que genera una optimización entre el flujo de sangre al cerebro y la deambulación [caminar]. El ritmo del paso y los impactos del pie están dentro del rango de nuestras frecuencias cardiacas normales [de alrededor de 120 por minuto] cuando nos movemos a un paso vivo”, dijo Greene en un comunicado de prensa de la Sociedad Americana de Fisiología (American Physiological Society).

Otro estudio, como el del profesor Joseph Northey  del  Instituto de Investigación sobre los Deportes y el Ejercicio de la Universidad de Camberra, en Australia confirma  los beneficios que tiene el ejercicio para mejorar la función cerebral.

Al final, los investigadores determinaron que el ejercicio sí ayuda a la salud cerebral. Pero distintas formas de ejercicio se vincularon con distintos tipos de beneficios.

Por ejemplo, el ejercicio aeróbico y el tai chi parecieron potenciar la función del cerebro en general. El entrenamiento de resistencia se vinculó con mejoras en la memoria.

Northey añadió que, además de resaltar los beneficios del ejercicio aeróbico, “poder mostrar que el entrenamiento de resistencia, como levantar pesas o utilizar el peso corporal, era beneficioso de forma similar es un hallazgo muy novedoso e importante”.

“Combinar el entrenamiento aeróbico y de resistencia es ideal”, señaló el especialista.

www.guiadecontactomedico.com

@GuiaCMedico

Quizás debido a sus usos y abusos que afectan la salud, el cannabis sativa es una planta poco   conocida  científicamente.  Hoy día existen tampones de marihuana, cremas de cannabis  contra el acné, medicamentos contra la epilepsia y la fibromialgia. Pero mucha gente se pregunta si realmente funcionan.

El cannabis contiene aproximadamente quinientos componentes diferentes, de los cuales más de un centenar poseen efectos psicoactivos, explica al diario El País de España, Moisés García, doctor en Bioquímica y Biología Molecular e investigador de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria, quien se ha especializado en el poder terapéutico de los cannabinoides con su tesis doctoral.

Los productos elaborados a base de marihuana, no son fármacos aprobados por las autoridades sanitarias. Entran en la categoría de nutrición y cosmética y solo se comercializan en Estados Unidos y algunos países de Europa como Suiza

Nuestro organismo fabrica compuestos similares a los del cannabis y posee su propio sistema de receptores: el sistema endocannabinoide. “Esto supuso una revolución”, añade Moisés García, “esto inició una línea de investigación, a partir de los años noventa, centrada en averiguar para qué estaban ahí y qué aplicaciones médicas podrían tener”.

En la actualidad, solo existen tres medicamentos basados en cannabinoides que están plenamente autorizados y legalizados: el Marinol y el Cesamet, ambos indicados para la pérdida del apetito en personas con sida o para disminuir las náuseas y vómitos causados por tratamientos agresivos como la quimioterapia, y el Sativex, indicado para pacientes de esclerosis múltiple, puesto que se ha demostrado eficaz para aliviar espasmos musculares.

Actualmente se están realizando los primeros ensayos en humanos con un fármaco muy prometedor llamado Epidiolex,  para tratar el síndrome de Dravet o la epilepsia refractaria infantil, es decir, niños que tienen docenas de ataques epilépticos al día, y a los que este fármaco les daría la posibilidad de llevar una vida más normal”, afirma Moisés García.

“El proceso de aprobación derivados del cannabis en Estados Unidos se mueve rápido debido al boom de productos que han salido al mercado.

Hay que dejar bien claro que estos productos no son fármacos, especifica el investigador, sino que “entrarían dentro de la clasificación de nutrición y cosmética, y al tener una legislación mucho más relajada, se comercializan solo en ese país”.

Tampones para aliviar el dolor menstrual

El uso del cannabis contra los dolores menstruales esta registrado desde la época de los egipcios al igual que en otras culturas. La actriz Whoopi Goldberg, lanzó una línea de productos, cremas y tinturas elaboradas a base de cannabis la cual tiene gran demanda por su fama terapéutica.

Los estudios  que parecen confirmar su eficacia en endometriosis(aparición de tejido endometrial fuera del útero) y dismenorrea (menstruación dolorosa) aún son escasos, y son necesarios más ensayos clínicos”, aclara García.

La actriz Whoopi Goldberg lanzó una línea de cuatro productos. Cada uno está elaborado con infusión de marihuana y la finalidad es lograr la reducción del dolor y los calambres a causa de los períodos menstruales

Aceites para recuperar el apetito

El uso por parte del público de plantas como el cannabis es anterior a los estudios científicos que confirman sus beneficios. Los consumidores de marihuana después de usarla sentían gran apetito.

Se empezó a investigar y se descubrió que nuestro sistema endocannabinoide está muy relacionado con la regulación del apetito”, explica García, a El País.

El Marinol y Cesamet, así como productos a base de cannabis como aceites, tinturas y esprays son usados en pacientes con Sida y enfermos con cáncer que pierden el apetito debido a la quimioterapia.

Cremas para el acné

Debido a los efectos desinflamatorios del cannabis han salido al mercado productos que afirman  solucionar problemas dermatológicos como el acné, los eczemas o la dermatitis atópica. En el caso del acné puede resultar beneficioso para inhibir la producción de  las glándulas sebáceas, pero no existen estudios clínicos en humanos que demuestren su eficacia.

Llevará tiempo para que se realicen  los estudios  y estos productos sean aprobados como fármacos. Mientras tanto estarán al alcance del consumidor como una alternativa cosmética en presentaciones de tónicos, cremas o aceites.

Una alternativa para problemas intestinales

El Observatorio Español de Cannabis Medicinal, integrado por profesionales médicos e investigadores científicos, asegura en su página web que “…hoy  día, muchos pacientes de enfermedades inflamatorias intestinales se benefician del tratamiento con cannabinoides para tratar los síntomas derivados de dicha enfermedad y mejorar su calidad de vida. Aún así, se necesitan más estudios científicos para saber qué tipo de cannabinoide y qué dosis es indicada para cada patología”.

Parches para la fibromialgia

La fibromialgia se define como un trastorno que causa persistentes dolores musculoesqueléticos junto a otros problemas como fatiga, hormigueos, adormecimiento en extremidades o fuertes migrañas.

Las causas de esta enfermedad aún se desconocen, y el amplio cuadro de síntomas que presentan no ayuda a determinarlas. “Los pacientes con fibromialgia tienen que tomar muchos medicamentos, y los cannabinoides, al tener un perfil farmacológico tan amplio (analgésicos, antiinflamatorios, antioxidantes, etc.), están funcionando muy bien, ya que calman varias cosas a la vez”, sentencia García.

Todavía no existen fármacos basados en el cannabis para este trastorno, pero algunas empresas estadounidenses han desarrollado parches para el tratamiento de los síntomas.

Sin embargo, hay que dejar claro que los estudios son pocos y recientes. Se limitan a señalar su eficacia en el alivio de los síntomas, no en la cura o tratamiento de la enfermedad, concluye el bioquímico Moisés García.

La mayoría de estos productos están disponibles en California siempre que la persona sea residente de ese estado  y tenga más de 21 años.

www.guiadecontactomedico.com

@GuiaCMedico

Los interesados en leer el artículo completo pueden consultarlo en la siguiente dirección:

http://elpais.com/elpais/2017/04/19/buenavida/1492595654_192594.html

 

Mientras no exista un test capaz de identificar a los hombres con un cáncer de próstata de  alto riesgo y uno de bajo riesgo, lo recomendable es que el paciente discuta con su médico los beneficios y los daños del tratamiento. La sugerencia proviene  del Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU, un panel asesor independiente conformado por expertos en medicina preventiva.

Algunos hombres con cáncer de próstata se beneficiaran con el test (APE) y el tratamiento a seguir mientras que otros serán tratados pero sin beneficiarse o podrían resultar perjudicados

El antígeno prostático específico (APE) es el test más utilizado en la actualidad para medir  la cantidad de un tipo  proteína presente en la sangre del hombre. Cuando está elevado se debe a la presencia de cáncer en la próstata pero también puede ser por una infección, inflamación o por el agrandamiento de la próstata.

Hay que tener presente que la APE puede reducir las probabilidades de muerte por cáncer de próstata cuando es detectado antes de que se propague a otras partes del cuerpo.

Ni el test ni la biopsia puede asegurar si el cáncer es agresivo o si se diseminará por todo el cuerpo. Tampoco indica si crecerá lentamente y no producirá síntomas. En pocas palabras algunos hombres se beneficiaran con el test y el tratamiento a seguir mientras que otros serán tratados pero sin beneficiarse o podrían resultar perjudicados.

La mayoría de los hombres con un nivel alto de APE se someterán a una biopsia para determinar si hay cáncer. Los casos con resultados positivos son tratados con cirugía y radioterapia. Pero en algunos hombres, el cáncer de próstata crece lentamente y requiere de años antes de suponer una amenaza para la vida.

Para estos hombres, el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos recomienda que no se sometan a ningún tratamiento y se les monitorice el cáncer hasta que requiera de uno.

La recomendación aplica a los hombres no diagnosticado con cáncer de próstata y que no muestran señales o síntomas de dicha enfermedad, dijo la Dra. Kirsten Bibbins-Domingo, catedrática de medicina y profesora de medicina, epidemiología y bioestadística en la Universidad de California, en San Francisco.

Los daños de la evaluación del APE incluyen  lecturas falsas positivas que resultan en la repetición de los análisis de sangre y de las biopsias. Los daños del tratamiento pueden ser la impotencia sexual y la incontinencia urinaria.

Muchos hombres con un cáncer de próstata de bajo riesgo pueden optar por una vigilancia activa, que podría reducir las probabilidades del tratamiento excesivo. También podría retrasar el tratamiento y sus complicaciones, o evitar el tratamiento completamente, dijo Bibbins-Domingo.

Hoy el Grupo de especialistas recomienda que los hombres evalúen tanto los daños como los beneficios potenciales y tomen una decisión sobre la base de sus valores y  preferencias.

La evidencia continúa mostrando que los beneficios potenciales no superan los daños de la detección en hombres de 70 años o más. Por eso los especialistas se oponen a que los hombres de esta edad sean tratados.

En el caso de los hombres entre 55 y 69 los especialistas no se oponen al test ni al tratamiento. Sugieren que los que están dispuestos a aceptar los daños potenciales, la decisión del tratamiento es la correcta. Los que  desean evitar los daños potenciales, el no tratamiento también puede ser la más conveniente. En ambos casos la decisión debe ser evaluada con detenimiento con la asesoría de un médico especialista.

www.guiadecontactomedico.com

@GuiaCMedico

Los pacientes que más se benefician con una operación de reemplazo de rodilla son los que tienen una osteoartritis grave. Pero en las personas con síntomas más leves, quizá los gastos no se justifiquen, según un estudio realizado por la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

El nuevo estudio analizó los datos de casi 4,500 pacientes de 45 a 79 años de edad que se sometieron a un reemplazo de rodilla debido a la artritis (la degeneración relacionada con la edad) o con un riesgo alto de tenerla. La edad promedio de los pacientes fue de 61 años, y se les hizo un seguimiento durante 9 años.

Un tercio de los pacientes sufren un dolor crónico después del reemplazo de rodilla. Por eso la investigación sugiere pensarlo con calma antes de someterse a una operación.

En 2010, el reemplazo total de rodilla fue el procedimiento más frecuentemente realizado a pacientes hospitalizados entre los adultos estadounidenses de a partir de 45 años de edad, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Cada año se reemplazan más de 640,000 rodillas con articulaciones artificiales en Estados Unidos, con un costo total de unos 10.2 mil millones de dólares.

Desde el 2000, la elegibilidad para el procedimiento se amplió a fin de incluir a los pacientes con problemas de rodilla más leves, lo que ayuda a explicar el aumento explosivo en la cantidad de cirugías, dijo el Dr. Bart Ferket  autor principal  del estudio.

“Este estudio sugiere que deberíamos volver a plantearnos si se debe realizar o no esta operación en personas que tienen dolor leve, una artritis de rodilla menos grave y una pérdida de funcionamiento menor”, señaló Daniel Riddle, profesor de fisioterapia y cirugía ortopédica en la Universidad Estatal de Virginia.

Algunas personas dentro de la comunidad médica se preguntan si este procedimiento se usa en exceso, dijo Riddle quien no participó en el estudio. Por ahora, “esta cuestión no está clara del todo”, añadió.

Riddle reconoció que el estudio tiene limitaciones. “No sabemos hasta qué punto los pacientes estaban satisfechos o insatisfechos  con los resultados. Eso es algo que este estudio no examina”.

Después de analizar los costos, los investigadores reportaron que el reemplazo de rodilla en los pacientes con síntomas menos graves es “económicamente injustificable”. El costo estimado de una cirugía de reemplazo de rodilla típica, incluyendo la rehabilitación, fue de unos 26,000 dólares en 2013.

Entonces, ¿los pacientes con una discapacidad menor no deberían operarse? Riddle y Ferket sugirieron que tales decisiones se deben tomar individualmente.

Las investigaciones previas han encontrado que hasta un tercio de los pacientes sufren un dolor crónico después del reemplazo de rodilla.

Cualquiera que esté pensando en un reemplazo de rodilla debería pensarlo con calma, dijo Riddle. “Deberían hacer muchas preguntas sobre qué les hace ser unos buenos candidatos, cuáles son los riesgos asociados con esta operación, y qué deberían esperar en cuanto al dolor y el funcionamiento”, añadió.

www.guiadecontactomedico.com

@GuiaCMedico

Cuesta imaginarse la escena pero hubo una época antes de Cristo en que el hombre se protegió de las enfermedades venéreas con  condones hechos de tripa animal. A partir de ese momento utilizó diversos materiales para su elaboración como el caucho en el año 1870 y el látex  a partir de 1920.  Gran expectativa ha creado  la salida al mercado para mediados de año  del condón inteligente conocido como i Con.

Aquel primer condón de tripa de animal tenía una de las puntas atada. En el otro extremo llevaba una cinta  ajustable y se remojaba en leche cada vez que era utilizado para ablandarlo un poco.

Este año sale al mercado el I Con, condón inteligente que recoge data inimaginable sobre la vida íntima del usuario

El de caucho o hule,  tan primitivo como su antecesor,  tenía una calidad muy mediocre y resultaba  una pesadilla  pero cumplió su función protectora y anticonceptiva.

Con la invención del látex, obtenido del árbol del caucho primero y después elaborado sintéticamente, se inició la producción de una serie de productos de higiene cuya característica principal fue su elasticidad, como los guantes quirúrgicos, sondas, enemas, mascarillas y otros.

A partir de 1920 se comienzan a fabricar los condones de látex, los cuales al inflarlos  aumentan ocho veces su tamaño inicial.  Su debilidad es que se dañan con el calor y pueden producir alergias  por lo que también existen los elaborados con poliuretano o con membranas naturales.

Tipos de condones

Hoy día en el mercado de los condones manda el látex. El tradicional, trasparente y lubricado viene en dos medidas: 54 y 56 mm.

El XL tiene poco que ver con el tamaño puesto que el látex se estira. Su diámetro es de 57 mm. Al comprarlos los usuarios se fijan poco  en este detalle el cual es destacado por algunos sexólogos cuando señalan que lo importante, a la hora de satisfacer sexualmente a una mujer, es el grosor y en segundo lugar el tamaño.

Los extrafinos son un 20% más delgado que los convencionales para lograr un contacto más íntimo y directo. Para los preocupados por las enfermedades de trasmisión sexual existen los extra gruesos.

Los extra lubricados para facilitar el coito con parejas que sufren de sequedad vaginal, y en el polo opuesto, los retardantes que vienen con un anestésico  de nombre benzocaina  para los que desean alargar un poco más la duración del acto sexual.

Incluso la  Administración Australiana de Productos Terapéuticos (TGA) aprobó el uso de un condón que incorpora al lubricante un compuesto antiviral que desactiva casi en su totalidad el VIH y otros virus de trasmisión sexual.

La variedad parece infinita en cuanto a colores, perfumes y sabores  pero lo que no esperaba el mercado era la idea de un condón inteligente.

Condón inteligente

Bautizado el nombre  i Con, el condón inteligente es una propuesta de la empresa British Condom que  busca proveer información hasta ahora fuera del alcance del usuario  relacionada con aspectos sanitarios y de desempeño  sexual del hombre en la cama. La información obtenida  incluso, podría compartirse como si de una app de fitness o running se tratase a través de una app en el móvil o por bluetooth.

Tiene la capacidad de detectar enfermedades de transmisión sexual como la clamidia o la sífilis, según informan desde el periódico  The Guardian. Pero además, con este artilugio podrás saber todos los datos acerca de tus relaciones sexuales. Desde cuánto dura tu relación sexual a las calorías que quemas, la cantidad y velocidad de penetraciones, las posiciones utilizadas, tamaño del pene en el acto y fuerza ejercida.

Los fabricantes indican que no se trata de un condón. Es un anillo muy liviano que se ubica en la base del pene al cual se ajusta perfectamente el preservativo. Para cargarlo se usa un cable USB que se adapta al celular  y listo para compartir la data, si es del gusto del usuario,  en las redes sociales.

Tan astuto e inteligente es este nuevo condón que también podrá suministrar data sobre la temperatura del cuerpo, el número de veces que tiene sexo y las diferentes posiciones sexuales adoptadas por su usuario.  Pero será el i Con capaz de informar al portador si su pareja le ha sido infiel. Es una pregunta que British Condom deberá responder a los periodistas al momento de su lanzamiento.

www.guiadecontactomedico.com

@GuiaCMedico

Esas rayas blancas en la superficie de mi pechuga de pollo cruda son tan comunes que uno termina familiarizándose con ellas al punto de restarles importancia. Y si me preguntan qué son, diría, con algún dejo de duda, que se trata de marcas de grasa. Pero cuál es la historia oculta detrás de las estrías del pollo.

Al crecer tan rápido, los músculos del pollo no se desarrollan correctamente, incluso no pueden sostenerse en sus dos patas y sufren dolores físicos

Este defecto de calidad revela que el pollo ha crecido demasiado rápido y su porcentaje de grasa es mucho mayor al de un animal normal afectando principalmente a la pechuga y a veces al muslo.

La comunidad científica recomienda sustituir las carnes rojas por las blancas lo cual ha venido aumentando rápidamente la demanda de pollo. Para satisfacerla la industria trabaja con razas de pollo que pueden crecer más del doble de rápido que un animal de granja.

Hoy día  en 6 semanas un pollo que pesa entre  1.8 y 2 kilos está listo para ser beneficiado. Mientras que uno de granja tradicional requiere entre 8 y 12 semanas para alcanzar dicho peso, según explica la organización CIWF, (Compassion in World Farming) a Radio Francia Internacional.

En un estudio reciente llevado a cabo en Estados Unidos, 96 % de las muestras de carne de pollo tenían estrías blancas y su carne  hasta 224 % más de grasa que un pollo normal.

Esta carne es más grasosa y menos nutritiva debido a que tiene menos proteína. CIWF promueve que se privilegien los pollos orgánicos o de granjas tradicionales y no intensivas. En Francia la etiqueta “Label Rouge” es una garantía de que dicho pollo tuvo un crecimiento normal y que su carne es de calidad.

www.guiadecontactomedico.com

@GuiaCMedico

 

A %d blogueros les gusta esto: