Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 21 agosto 2012

Trabajadores sociales del Reino Unido se preguntan si permitir que un niño  se vuelva extremadamente obeso puede ser calificado como abuso infantil por parte de sus padres. El incremento de enfermedades metabólicas como la obesidad será uno de los temas a tratar en LVIII Congreso Venezolano de Pediatría “Dra. Michelle López de Liendo”, a celebrarse en Valencia del 1 al 7 de septiembre

 

Además de las enfermedades metabólicas e infecciosas con énfasis en la prevención, el LVIII Congreso Venezolano de Pediatría tratará  un extenso programa científico que abarca temas como Infectología en pediatría, oftalmología, reumatología, lactancia, neumonología, dermatología, ginecología infantojuvenil.

El evento organizado por la Sociedad Venezolana  de Puericultura y Pediatría (SVPP)  contará con la participación de 110 ponentes nacionales e internacionales. Se espera que asistan aproximadamente 2500 médicos según informó el presidente de la Sociedad el doctor Armando Arias.

En Venezuela el porcentaje de niños con  sobrepeso, se ubicaba  hace diez años  en 11,34%, según el Sistema de Vigilancia Alimentaria y Nutricional. Afortunadamente en nuestro país no se presentan casos como el de Arbedare, localidad ubicada al Sur de Gales, en donde el  cuerpo de bomberos tuvo que romper una pared para sacar una adolescente de  19 años y 310 kilos para que recibiera tratamiento urgente  en un hospital.

El caso llevó a médicos, sicólogos, y trabajadores sociales a preguntarse  si estas situaciones deben ser consideradas como abuso infantil por parte de padres que no toman medidas preventivas para evitar este tipo de eventos.

Mi punto de vista es que la obesidad infantil debería ser tratada como una forma de abuso, tal como se considera a cualquier clase de malnutrición”, le dijo a la BBC Joanna Nicholas, experta en temas de protección infantil y quien se ha desempeñado durante 17 años como trabajadora social.

“Si un niño es obeso, es una suerte de abuso por el impacto físico y psicológico que esto provoca en su vida y las implicaciones en su salud futura. Siempre escuchamos que estos niños ya ni siquiera dejan su casa. Se quedan encerrados comiendo porque su existencia es tan miserable que nadie quiere su amistad”, añadió Nicholas.

No existe en Reino Unido una cifra oficial sobre cuántos niños han sido puestos bajo la custodia del Estado debido principalmente a su obesidad. Esto se debe a que el tiempo que los trabajadores sociales le conceden a la familia para revertir el problema de obesidad de sus niños también varía considerablemente. En un caso, las autoridades esperaron cinco años antes de tomar cualquier acción, en otro, amenazaron con tomar acciones luego de pocos meses.

“Existen diferencias porque las circunstancias que rodean a cada niño o adolescente son significativamente diferentes. Uno no puede seguir una norma que diga que cierto índice de masa corporal convierte la situación de un niño en una cuestión de protección social”.

La obesidad, pandemia que azota a los adultos, plantea una interrogante ética en  casos como el de Arbedare. Se trata de una situación difícil para estados liberales como el de Reino Unido, reacios a intervenir en la vida privada y la manera de las familias de criar a sus hijos.

 

Anuncios

Read Full Post »

Un equipo, liderado por el profesor Bryan Lask, de la unidad de desórdenes alimenticios del hospital británico Great Ormond Street, sostiene que la anorexia, enfermedad siquiátrica que puede causar la muerte, está vinculada con factores genéticos. Desafortunadamente en Venezuela los seguros no ofrecen cobertura para este mal que ataca generalmente a personas menores de 25 años

Bryan Lask dijo a la BBC de Londres que imágenes de resonancia magnética muestran que el lóbulo  de la ínsula, una parte del cerebro que procesa señales procedentes de las vÍseras relacionadas con el gusto y el olfato no se activa en personas con anorexia. “Sospechamos que hay una anormalidad en la ínsula, que no funciona bien, y eso tiene un efecto en todo el cuerpo”,

La conclusión es que hay una pre-disposición genética a desarrollar la enfermedad. Muchos de los estudios sobre anorexia apuntan a factores psicológicos que alteran la forma como la persona evalúa y percibe su propia imagen corporal, los alimentos y la nutrición.

La investigación dirigida por el profesor Bryan Lask es una de las pioneras en mostrar que también hay una predisposición genética. “Por mucho tiempo se pensó que ésta era simplemente una enfermedad de muchachas de clase media. Pero no es así, no es una enfermedad por la que uno opta”, expresó.

Según Lask, se trata de “un trastorno mucho más serio de lo que se había pensado. Tan  serio y subestimado,  que en Venezuela los seguros  no contemplan   la cobertura  de la anorexia y la bulimia.

Esto es grave porque se trata de  enfermedades  costosas que  alteran la dinámica familiar en forma dramática; no sólo implican una inversión de dinero, sino de tiempo y esfuerzo mental. No en vano, cuando se tiene un caso de anorexia o bulimia tiende a hablarse de ‘familias anoréxicas’ o ‘familias bulímicas’, porque todos sus miembros están padeciendo las consecuencias, explica la doctora Ana María Ríos, psiquiatra de la Unidad  de Trastornos de la Conducta Alimentaria del Centro Médico de Caracas.


De allí la importancia de prestarle atención a los síntomas sobre todo si en su familia existen personas menores de 25 años.

La anorexia nerviosa se divide en dos tipos: anorexia nerviosa restrictiva (el paciente come muy poco aun estando por debajo de su peso corporal) y anorexia purgativa (se da cuando el paciente ingiere, igualmente, poca cantidad de alimentos, pero se encarga de botar las calorías consumidas vomitando, haciendo ejercicios de manera compulsiva o usando laxantes y pastillas adelgazantes).:

• Pérdida de, al menos, 25 por ciento del peso original de la persona.
• Existencia de una actitud distorsionada frente al alimento y el peso: no importan
el hambre, las amenazas de salud y los consejos de los demás al respecto.
• Ausencia de enfermedad orgánica que explique la pérdida de peso.
• Ausencia de alguna patología psiquiátrica previa.
• Presencia de, al menos, dos de los siguientes signos: amenorrea de tres meses (ausencia de menstruaciones), bradicardia (baja frecuencia cardiaca), períodos
de hiperactividad, episodios de bulimia o vómitos y lanugo (vello corporal parecido
al de los bebés).
• Rechazo a mantener el peso corporal por encima del peso mínimo para la edad
y talla. El individuo pierde peso voluntariamente hasta  alcanzar uno que puede
ser hasta 15 por ciento menor al ideal.
• Imagen distorsionada de sí misma frente al espejo (la persona se ve gorda).
• Desconocimiento de la gravedad potencial o real de lo que ocurre.
• Práctica de ejercicios físicos de manera excesiva con la finalidad
de perder calorías.

 

Read Full Post »

La telemetría, sistema digital  que se utiliza en la Fórmula 1 para evaluar el desempeño de estas máquinas en la pista, está siendo utilizada para monitorear a un paciente de 5 años con problemas cardíacos en un hospital de Birmingham en el Reino Unido

 

Los autos en la pista, como los pacientes en el hospital, requieren de un control constante. En el caso de los vehículos, los sensores que tienen incorporados evalúan  más de 130 parámetros y envían información al equipo de ingenieros que hacen los ajustes durante o después de la carrera, para mejorar su funcionamiento en la próxima competencia.

En cambio, la mayoría de los hospitales, confían en una combinación de informes acerca de los signos vitales del enfermo -como el ritmo de los latidos del corazón o la presión sanguínea- y en las observaciones de los médicos y enfermeras a cargo de los pacientes

La idea surgió en una conversación entre Heather Duncan, pediatra en la unidad de cuidados intensivos del hospital de Birmingham, quien estaba buscando un sistema de advertencia temprana para uso pediátrico  y el director de McLaren Electronics, Peter van Manen

Si tomas esta tecnología que recaba información en tiempo real y la aplicas en un hospital, puedes ampliar y mejorar la información sobre los pacientes dijo  el director de McLaren Electronics a la BBC de Londres.

Damián, un niño de 5 años con problemas cardíacos graves  se le adaptó el sistema de McLaren, el cual mediante unos cables monitorea funciones como  el nivel de oxígeno en sangre o su ritmo cardíaco y respiratorio.

Conectar a los pacientes de en una sala de terapia intensiva a un sistema como este resultaría muy costoso. De allí que  el objetivo es llegar al punto en que se pueda vigilar al paciente a distancia, sin necesidad del cableado. “Sería algo así como un yeso con una capa de sensores electrónicos que puedan comunicarse con un sistema inalámbrico”, explica Duncan.

“Nos informa sobre el estado del paciente pero también archiva la información como para que podamos aprender de ella”, dice Duncan.

En la actualidad, todos los datos recabados en la unidad de cuidados intensivos se borran después de 96 horas. Por esta razón, la posibilidad de almacenar por primera vez esta información puede resultar extremadamente valiosa.

La doctora espera que este sistema -todavía en desarrollo- pueda ser accesible vía internet. Un paciente como Damián podría irse a su casa y ser monitoreado constantemente por los especialistas  dese el hospital.

El programa piloto en el hospital para niños de Birmingham se encuentra en su etapa inicial y los ingenieros de McLaren están trabajando de cerca con los médicos y con analistas informáticos para asegurarse de que funcione.

El hospital aún no ha comprado el sistema pero Van Manen tiene la esperanza de que lo haga y de que también lo adquieran otros centros asistenciales.

 

Read Full Post »

Ayuda a quemar energía para proporcionársela al organismo y elevar su temperatura cuando hace frio. Desde que se descubrió que permanece activa en ciertas partes del cuerpo hasta edades avanzadas, a los investigadores les dio por buscar en la grasa marrón la panacea contra la obesidad. Nace un nuevo mito contra la obesidad que se inició con el libro La revolución  de la grasa marrón. ¿Otra dieta más?

Ayuda a quemar energía. Por eso los expertos se plantean la posibilidad de estimular la grasa marrón del cuerpo para luchar contra el sobrepeso. Comenzaron por los ratones y estiman que 50 gramos de ella, estimulada al máximo, puede quemar 20% del gasto diario de energía de un adulto. El reto está ahora en hacerlo con los adultos.

Posee una gran concentración de mitocondrias lo que la hace más obscura. Por eso se llama grasa marrón. Varía mucho de unos a otros individuos en función de la edad (decrece con los años), el nivel de glucosa (más cantidad en individuos con niveles normales), y el sexo (más en mujeres que en hombres). ¿Será por eso que la gente mayor es muy friolenta?

Los científicos consideran que se trata de un área de investigación que podría generar nuevos tratamientos para el sobre peso. Mientras ese momento llega, el mito sigue creciendo gracias a publicaciones como La revolución de la grasa marrón.

Su autor, James R. Lyons, se adelanta a lo que los científicos no ha encontrado y propone una dieta, otra más, para  aumentar la proporción de grasa marrón con el fin de incrementar el gasto energético y, por tanto, poder ajustar con mayor facilidad el equilibrio entre las calorías ingeridas y las gastadas.

Es una buena teoría, dice el profesor Sir Stephen Bloom, jefe de la división de diabetes, endocrinología y metabolismo del Imperial College de Londres.

“Si activamos la grasa marrón, sería posible comer más sin subir de peso. Lo malo es que gastaríamos energía innecesariamente, sudaríamos mucho. Estaríamos calientes y delgados”.

Todo lo que signifique que las calorías podrían quemarse en lugar de almacenarse suena bien. Sin embargo, utilizar fármacos para activar el tejido del cuerpo podría ser peligroso.

 

La contra parte plantea que un aumento de la proporción o de la actividad de la grasa parda que conlleve el consumo de calorías podría incrementar la sensación de hambre que, a su vez, podría traducirse en ingestas más copiosas para compensar el gasto.

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: