Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30/01/15

La sepsis o septicemia  es una enfermedad que pone en riesgo la vida. La causa suele ser una respuesta del cuerpo a una infección bacteriana. Recientemente se presentó en París una máquina que, a través de una muestra de material genético, diagnostica de forma más precoz y precisa los patógenos que están causando la infección en el paciente.

septicemia

Otra definición  asocia la sepsis con una reacción inflamatoria sistémica frente a un proceso infeccioso generalmente grave en el organismo. El sistema inmunológico termina trabajando de más lo que impide que las funciones en la sangre sean realizadas con normalidad. El resultado es la formación de pequeños coágulos sanguíneos que bloquean el flujo de sangre a los órganos vitales. Esto puede causar una insuficiencia en los órganos.

La sepsis se trata en la unidad de cuidados intensivos y requiere que los especialistas identifiquen lo más pronto posible a la bacteria y el antibiótico requerido para tratarla.

Para lograrlo los médicos ordenan un hemocultivo, que será la clave para conocer qué patógeno, ya sea bacteria u hongo, es  el causante de la sepsis. Lo complicado del asunto es que estos resultados tardan en llegar. El tiempo estimado es entre ocho y catorce horas pero a veces puede llegar a cinco días. Todo depende de lo que tarde el organismo patógeno en crecer.

Mientras los resultados llegan el paciente es tratado con antibióticos de amplio espectro. Las consecuencias de este tratamiento que no se adapta a las necesidades del paciente es que “se expone a antibióticos que no necesita, con los efectos secundarios que esto conlleva, y además se generan resistencias a muchos de ellos”, dice David Brealey, médico en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario de Londres.

“Con los resultados del hemocultivo, ajustamos el tratamiento que habíamos iniciado empíricamente”, explica  a El Mundo de España, Javier Espinosa, jefe de sección de Medicina Interna del Hospital Universitario Morales Meseguer (Murcia). El problema es que muchas veces estos llegan cuando ya es demasiado tarde para el paciente

Durante 20 años la empresa Abbott ha estado desarrollando una máquina que, según ellos, permite acelerar lo máximo posible el proceso para obtener estos resultados. El sistema en cuestión se llama Iridica y según sus creadores, es capaz de identificar hasta 1.000 patógenos en seis horas.

Para comprobar su efectividad, recogieron muestras de 543 pacientes con sepsis de nueve unidades de cuidados intensivos, y las analizaron con hemocultivos y con su propio sistema. “Tardamos 48 horas en obtener los resultados de los hemocultivos, mientras que con Iridica los tuvimos en seis horas y se encontraron tres veces más cantidad de bacterias”, explicó el vocero de Abbott quien añadió que ahorita solo existe una maquina que está funcionando en Paris.

Una prueba con Iridica cuesta 200 euros, mientras que las actuales que incluyen una tanda de tres hemocultivos cuesta menos de 100.

Los bebés, los ancianos, las personas con enfermedades crónicas y con sistemas inmunológicos debilitados en general son quienes tienen más probabilidades de presentar esta enfermedad.

Las personas sanas pueden enfermarse gravemente por esta causa. Un diagnóstico rápido puede ser crucial, puesto  que un tercio de las personas que tiene sepsis muere.

 

www.guiadecontactomedico.com

@GuiaCMedico

 

 

 

Anuncios

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: