Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 16 diciembre 2015

Hay dos mitos muy generalizados sobre la artritis: el primero, que ataca solamente a las personas mayores de 60 años; el segundo que no tiene cura. Ambos son falsos, asegura el doctor D Kipple, director de la Fundación de la Artritis Americana.

Los dolores comienzan en el momento menos esperado y a cualquier edad. Las rodillas, los nudillos y los tobillos son los sitios más comunes. Los más jóvenes se sorprenden cuando le diagnostican la artritis y los mayores piensan que son cosas de la edad, para lo cual no existe cura.

Un mito muy sobre la artritis es pensar que solo afecta a la gente mayor.

Un mito muy  común sobre la artritis es pensar que solo afecta a la gente mayor.

En términos generales la artritis es una inflamación de las articulaciones, aunque el mismo concepto se aplica a las enfermedades reumáticas. El dolor puede ser agudo o crónico y puede generar inflamación, enrojecimiento y deformación de las articulaciones, pasando por la rigidez y la dificultad para moverse.

Las articulaciones son los lugares donde se unen dos huesos, como el codo o la rodilla. Con el paso del tiempo, una articulación hinchada puede lesionarse gravemente. Algunos tipos de artritis también causan problemas en los órganos, como los ojos o la piel.

Hay más de 100 tipos diferentes de artritis.

Osteoartritis y la reumática. Son las más comunes. Suele relacionarse con el envejecimiento o una lesión. Afecta a personas mayores de 60 años

Artritis autoinmune. Ocurre cuando el sistema inmunitario ataca por error los propios tejidos en su cuerpo. La artritis reumatoide es la forma más común de este tipo

Artritis juvenil. Es el tipo que afecta a los niños

Artritis infecciosa. Infección que se ha diseminado desde una parte del cuerpo hacia las articulaciones

Artritis psoriásica. Afecta a personas con psoriasis.

Gota. Tipo de artritis dolorosa que ocurre cuando el ácido úrico se acumula en exceso en el cuerpo. A menudo se inicia en el dedo gordo del pie

Existen muchas maneras de combatir la artritis, dice Kipple, pero la principal es la prevención. Hay que evitar los traumatismos de las articulaciones que suelen ocurrir cuando se trota; usar zapatos adecuados para caminar o practicar deportes y evitar especialmente el sobrepeso.

Cuando el especialista ha diagnosticado la enfermedad, se debe seguir el tratamiento recomendado, mantener una vida activa, una dieta balanceada y practicar ejercicios regularmente.

Hoy día existen cientos de organizaciones como la Fundación de la Artritis Americana donde los afectados por este mal pueden tomar cursos y aprender a vivir con artritis y sin dolor.

www.guiadecontactomedico.com

 

Anuncios

Read Full Post »

Con la llegada del frio la piel se reseca y empeora con los baños largos con agua caliente. Su principal síntoma es la picazón. Es típica de la época decembrina y puede afectar a personas de cualquier edad aunque es más frecuente  en  los de la tercera edad. ¿Qué hacer para prevenirla y tratarla?

La resequedad de la piel se presenta más comúnmente en la parte inferior de las piernas, los brazos, los lados del abdomen (costados) y los muslos. Los síntomas de piel seca son, entre otros: descamación, picazón, piel áspera y rígida, especialmente después del baño.  Se produce cuando la piel pierde demasiada agua y aceite.

Las cremas humectantes y emolientes funcionan mejor cuando se aplican en la piel mojada o húmeda-

Las cremas humectantes y emolientes funcionan mejor cuando se aplican en la piel mojada o húmeda.

Cuidados en casa

Mantenga la piel humectada (lo que se conoce como lubricar o hidratar la piel). Use ungüentos (como vaselina), cremas o lociones de 2 a 3 veces al día. Las cremas humectantes no deben contener alcohol, aromas, colorantes ni otras sustancias químicas. El uso de un humidificador en su casa también le ayudará.

Las cremas humectantes y emolientes funcionan mejor cuando se aplican en la piel mojada o húmeda. Después de lavarse o bañarse, seque la piel dando golpecitos  y luego aplique la crema humectante de inmediato.

Puede utilizar diferentes tipos de emolientes o humectantes en diferentes momentos del día. Aplique estas sustancias tan frecuentemente como sea necesario para mantener la piel suave.

Evite todo lo que empeore los síntomas, como:

La sudoración: tenga cuidado de no usar demasiada ropa con temperaturas altas.

Los jabones fuertes o detergentes, así como productos químicos y disolventes.

Los cambios repentinos de la temperatura corporal y el estrés, que pueden provocar que usted sude y empeorar su condición.

Los desencadenantes que causan sus síntomas de alergia.

Al bañarse o ducharse: 

Báñese con menos frecuencia y mantenga el contacto con el agua lo más breve posible. Los baños cortos y más fríos son mejores que los baños largos y calientes.

Utilice limpiadores para el cuidado de la piel en lugar de jabones regulares. Sólo utilícelos en la cara, las axilas, el área genital, las manos y los pies.

No se frote ni seque la piel demasiado fuerte o por mucho tiempo.

Después del baño, aplique cremas, lociones o ungüentos lubricantes en la piel mientras aún esté húmeda. Esto le ayudará a atrapar la humedad en la piel.

Otros consejos

Si el aire está muy seco, utilice un humidificador.

Tome mucha agua durante todo el día.

Aplique compresas frías en las áreas que presentan prurito y use cremas de cortisona o lociones que pueden adquirirse sin prescripción médica si la piel está inflamada.

 

www.guiadecontactomedico.com

@GuiaCMedico

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: