Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 24 octubre 2016

El manual de sobrevivencia del diabético tipo 2 recomienda un promedio de actividad física de 150 minutos a la semana. Un estudio sugiere que una breve caminata después de comer podría reducir los niveles de azúcar en sangre más que hacer el ejercicio en cualquier otro momento del día.

El resultado de la  glicemia pospandrial era en promedio un 12% más bajo cuando los participantes del estudio caminaron después de comer, en comparación con los que hicieron ejercicio en otros momentos.

Una buena caminata después de ingerir una comida alta en carbohidratos es muy recomendable para reducir el azúcar en sangre

Una buena caminata después de ingerir una comida alta en carbohidratos es muy recomendable para reducir el azúcar en sangre.

El mayor descenso del azúcar fue del 22% y se consiguió al caminar después de la cena, dijo el  autor del estudio, Andrew Reynolds, investigador de la Universidad de Otago, en Nueva Zelanda.

Pero añadió que “los beneficios que observamos gracias a la actividad física después de las comidas sugieren que las directrices actuales deberían enmendarse para especificar la actividad después de las comidas, sobre todo cuando las comidas contengan una cantidad sustancial de carbohidratos”, apuntó.

Pero hay una salvedad importante que debe ser tomada en cuenta a la hora de seguir esta recomendación dijo el dijo el Dr. Joel Zonszein, director del Centro Clínico de la Diabetes del Centro Médico Montefiore, en la ciudad de Nueva York.

Como la enfermedad cardiaca es común entre los que tienen diabetes tipo 2, “debemos tener cuidado al animar al ejercicio tras una comida, dado que las demandas sobre el corazón aumentan con las comidas”, explicó. “Esto es en particular importante en las personas con enfermedades cardiacas, dado que el desvío de la sangre de las arterias coronarias o carótidas al intestino no siempre es lo mejor para esos pacientes”.

En el estudio, Reynolds y sus colaboradores hicieron que 41 personas con diabetes tipo 2 caminaran un total de 150 minutos a la semana. En la primera fase del estudio, los participantes caminaban 30 minutos al día en cualquier momento que quisieran. En la segunda fase, 30 días después de la primera, se indicó a los participantes que hicieran una caminata de 10 minutos a más tardar cinco minutos tras cada comida. En ambas fases se monitorizó el azúcar en la sangre. Caminar después de una comida redujo los niveles de azúcar en sangre de forma más efectiva en los participantes, encontró el estudio.

“En la diabetes tipo 2, una combinación de un buen estilo de vida y los medicamentos adecuados es importante para unos resultados exitosos”, planteó Zonszein.

Los hallazgos del estudio aparecen en la edición del 17 de septiembre de la revista Diabetologia.

www.guiadecontactomedico.com

@GuiaCMedico

Anuncios

Read Full Post »

Una aplicación para celular que previene  embarazos salió al mercado con la pretensión de que podría reemplazar a los métodos hormonales como la anticonceptiva.

, Natural Cycles es el nombre de este invento que   ya cuenta con más de 100 mil usuarios que pagan entre cinco y nueve  euros al mes para alegría de su inventora la física Elina Berglund.

Berglund, luego de su retiro de un laboratorio suizo, decidió crear un algoritmo que mide la temperatura corporal y calcula en qué momento del ciclo menstrual se encuentran las usuarias y de esta manera calcular si se encuentra en un día fértil o no.

“Estos métodos son poco eficaces. No pueden compararse con métodos más eficientes como los hormonales o los DIUs" opinó José Ramón Serrano, presidente de la Sociedad Española de Contracepción.

“Estos métodos son poco eficaces. No pueden compararse con métodos más eficientes como los hormonales o los DIUs” opinó José Ramón Serrano, presidente de la Sociedad Española de Contracepción.

El invento  tiene poco tiempo en el mercado y ha recaudado 6 millones de euros que serán empleados en el desarrollo de la aplicación.

El aumento de temperatura para conocer los días fértiles se usa  desde la década de 1950 “Entonces era más rudimentario, se pedía a las mujeres que midiesen la temperatura a primera hora, se iba a anotando y se hacía una gráfica, pero el principio era el mismo”, explica el doctor,  Juan Antonio García Velasco, director del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) de Madrid.

“El problema de estos sistemas, por muy bueno que sea el algoritmo, es que nuestra fisiología es imprecisa y eso hace que el método sea imperfecto”, añade García Velasco.

“La ovulación está expuesta a muchas cosas, no solo a que la mujer tenga un ciclo regular. Por mucho algoritmo que tengas, hay algo que no puedes controlar, que es el ciclo ovulatorio de la paciente. Un ciclo menstrual puede durar 26 días o 30 o 16 y ser un ciclo normal. El estrés de una chica en exámenes puede hacer que no ovule, y coger un virus puede incrementar tu temperatura”.

Pero para su creadora, Natural Cycles es similar a la efectividad que tiene la píldora o incluso mejor. Los resultados mostraron que con Natural Cycles cinco mujeres de cada mil tendrían un embarazo no deseado. En cambio con el uso tradicional de la píldora, con olvidos y malos usos, se darían siete embarazos no deseados por cada cien. La pastilla fallaría para tres de cada mil mujeres si se usara bien, pero si se yerra llegaría a nueve de cada cien.

“La píldora falla, pero porque se olvida, recalca García Velasco.  Además, se han venido sustituyendo  por parches o por el anillo vaginal, que no se tienen que recordar todos los días y reducen el margen de error”. No obstante, considera que un método como el de Natural Cycles es interesante porque “todo lo que sea no invasivo y no hormonal, es mejor”, pero no aconsejaría que toda la planificación familiar pivotase sobre este método.

“Estos métodos son poco eficaces. Un uso consistente y adecuado los hace más fiables, pero no pueden compararse con métodos más eficaces como los hormonales o los DIUs” opinó José Ramón Serrano, presidente de la Sociedad Española de Contracepción (SEC).

 

www.guiadecontactomedico.com

@GuiaCMedico

Read Full Post »

 

Para las mujeres con incontinencia de la vejiga a las que no les han funcionado los medicamentos u otros tratamientos, las inyecciones de bótox podrían ayudar a controlar el goteo mejor que un dispositivo de estimulación nerviosa implantado, sugiere un estudio reciente.

Aproximadamente el 80 por ciento de las pacientes controlan incontinencia de urgencia con la medicación. "El 20 por ciento que no responde a la medicación puede optar por el bótox o por el implante"

Aproximadamente el 80 por ciento de las pacientes controlan incontinencia de urgencia con la medicación. “El 20 por ciento que no responde a la medicación puede optar por el bótox o por el implante”

En una comparación directa entre ambos, las mujeres a las que se les administró el bótox experimentaron una reducción de cuatro episodios de incontinencia de urgencia al día, en promedio, en comparación con tres entre las que recibieron el implante, llamado InterStim.

Las pacientes con el bótox dijeron que tenían una reducción mayor en los síntomas y estaban más satisfechas con el tratamiento, señalaron los investigadores.

“Ambas terapias parecen ser muy buenas opciones para las mujeres”, dijo la doctora Cindy Amundsen, profesora de obstetricia y ginecología en la Universidad de Duke, en Durham, Carolina del Norte. Las diferencias en la efectividad entre el bótox e InterStim fueron pequeñas, pero estadísticamente significativas, añadió.

El bótox funciona al relajar los músculos de la vejiga hiperactiva que provocan el problema. El implante hace lo mismo al enviar pulsos eléctricos a los nervios de la espina dorsal, explicaron los autores del estudio.

Aunque el bótox pareció funcionar mejor que el implante, las mujeres a las que se les suministró tenían un riesgo más alto de infecciones del tracto urinario, en comparación con las del implante: un 35 por ciento frente a un 11 por ciento, respectivamente. Además, un número mayor de pacientes con el bótox necesitaron usar un catéter para aliviar la retención urinaria, dijo Amundsen.

El efecto secundario más habitual para las mujeres con el implante fue la necesidad de retirarlo o de reinsertarlo. Pero esto se produjo en solamente el 3 por ciento de las mujeres con el implante, reportó el estudio.

Elegir uno de los tratamientos no significa que ya no se pueda probar el otro comentó Kavaler. Si el bótox no funciona, se puede pasar al InterStim o viceversa, dijo.

El estudio no comparó los costos de los tratamientos  aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. Ambos tienen cobertura por Medicare.  Las pacientes podrían necesitar más de una inyección de bótox al año, dijo Amundsen.

En dos años más los investigadores  tendrán más datos y podrán decir cuál tratamiento es el más rentable.

El informe apareció en la edición del 4 de octubre de la revista Journal of the American Medical Association.

www.guiadecontactomedico.com

@GuiaCMedico

 

Read Full Post »

En estos tiempos de internet, redes sociales y teléfonos inteligentes Venezuela sigue siendo el primer país del continente con mayor índice de embarazo adolescente. El estudio Sexualidad y anticoncepción en los jóvenes venezolanos, realizado por Bayer Venezuela revela que la generación de nativos digitalizados continúa atada a falsas creencias del pasado  y se mantiene sub-informado sobre esta materia.

Para llevar a cabo el estudio se entrevistó a 547 jóvenes entre 14 y 21 años que asisten a charlas sobre salud sexual en escuelas, universidades públicas y privadas en las ocho principales ciudades del país. La iniciativa  forma parte de las actividades que desde hace nueve años  lleva adelante Bayer con motivo de la celebración del Día Mundial de Prevención del Embarazo no Planificado.

El coitos interruptus y mantener relaciones sexuales de pie son dos mitos que los jóvenes  venezolanos consideran como una alternativa válida para prevenir el embarazo.

El coitos interruptus y mantener relaciones sexuales de pie son dos mitos que los jóvenes venezolanos consideran como una alternativa válida para prevenir el embarazo.

La opción de consulta preferida de este grupo  es internet  (51%) y redes sociales (31%),  acudiendo con poca frecuencia a otras fuentes más confiables como podrían ser los médicos, orientadores sexuales o los profesores de educación para la salud (20% y 16% general, respectivamente).

Los medios de comunicación tradicionales tampoco  constituyen un canal a través del cual los chicos obtienen información que podría considerarse veraz (54,66%  es una opción poco frecuente de consulta).

El informe destaca que, en aquellos estados en los que los jóvenes demostraban tener una tasa más alta de mitos, son precisamente aquellos en donde los adolescentes indican que su fuente principal de información son adultos o médicos (Monagas: 56,52% y 40,58% respectivamente; Caracas 49,15% y 37,29%).

Los mitos

El mito más extendido entre los jóvenes objeto del estudio es el referente a la eficacia de la malta caliente con canela para provocar que baje la menstruación (58,14%), una creencia que está más arraigada en las mujeres (59,2%) frente a los hombres (34,6%).

En cuanto a los mitos de anticoncepción es importante destacar que sigue siendo un mito entre los jóvenes venezolanos que el coitus interruptus es considerado una práctica sexual segura para evitar el embarazo (28,15%), con un porcentaje mayor en los varones (33,78%); en Caracas, incluso este porcentaje se eleva a 59,32% y en Monagas también la creencia está arraigada entre las jóvenes (53,62%).

Además destaca que entre los jóvenes existe la invención de que teniendo relaciones sexuales de pie se expulsan los espermatozoides y no hay riesgo de embarazo (21,39%), con mayor arraigo entre los menores de 17 años (24,54%).

Sobre el conocimiento de los métodos anticonceptivos

Los resultados de la encuesta arrojan que 90,4% conoce la píldora anticonceptiva, 89,03% de los jóvenes dicen conocer el condón masculino. El tercer método anticonceptivo del que tienen conocimiento los jóvenes venezolanos, es la pastilla de emergencia (o del día siguiente) que es conocida por 4 de cada 10 chicas.

Los métodos de larga duración no definitivos como las inyecciones (62%), los implantes (53%), el parche (47%), el dispositivo intrauterino (44%) o el sistema intrauterino de liberación hormonal (26%) son los menos conocidos.

Sobre el uso de los métodos anticonceptivos

Sobre  el uso de métodos anticonceptivos entre los jóvenes venezolanos, se encontró  que 94,69% de los participantes del estudio ha utilizado al menos 1 método anticonceptivo. Los tres métodos más mencionados por los jóvenes fue el condón masculino (83,36%), la píldora anticonceptiva (53,01%) y la pastilla de emergencia (44,97%).

En Caracas y Monagas, la píldora de emergencia es el segundo método más utilizado, seguido del condón y por encima del método de prevención regular como la píldora anticonceptiva.

El estudio Mitos y Realidades sobre sexualidad y anticoncepción revela una paradoja: aunque los jóvenes disponen de múltiples canales de información y tienen mayor acceso a estos, tienen aún una brecha importante de desconocimiento y de mitos que continúan propagándose.

Es evidente que este desconocimiento y mitos, falta de información y acceso a fuentes confiables así como la ausencia de unas políticas públicas orientadas a llenar la mencionada brecha, debe tener una relación determinante con el alto índice de embarazo que existe en Venezuela.

@GuiaCMedico

www.guiadecontactomedico.com

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: