Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 marzo 2017

Cuesta imaginarse la escena pero hubo una época antes de Cristo en que el hombre se protegió de las enfermedades venéreas con  condones hechos de tripa animal. A partir de ese momento utilizó diversos materiales para su elaboración como el caucho en el año 1870 y el látex  a partir de 1920.  Gran expectativa ha creado  la salida al mercado para mediados de año  del condón inteligente conocido como i Con.

Aquel primer condón de tripa de animal tenía una de las puntas atada. En el otro extremo llevaba una cinta  ajustable y se remojaba en leche cada vez que era utilizado para ablandarlo un poco.

Este año sale al mercado el I Con, condón inteligente que recoge data inimaginable sobre la vida íntima del usuario

El de caucho o hule,  tan primitivo como su antecesor,  tenía una calidad muy mediocre y resultaba  una pesadilla  pero cumplió su función protectora y anticonceptiva.

Con la invención del látex, obtenido del árbol del caucho primero y después elaborado sintéticamente, se inició la producción de una serie de productos de higiene cuya característica principal fue su elasticidad, como los guantes quirúrgicos, sondas, enemas, mascarillas y otros.

A partir de 1920 se comienzan a fabricar los condones de látex, los cuales al inflarlos  aumentan ocho veces su tamaño inicial.  Su debilidad es que se dañan con el calor y pueden producir alergias  por lo que también existen los elaborados con poliuretano o con membranas naturales.

Tipos de condones

Hoy día en el mercado de los condones manda el látex. El tradicional, trasparente y lubricado viene en dos medidas: 54 y 56 mm.

El XL tiene poco que ver con el tamaño puesto que el látex se estira. Su diámetro es de 57 mm. Al comprarlos los usuarios se fijan poco  en este detalle el cual es destacado por algunos sexólogos cuando señalan que lo importante, a la hora de satisfacer sexualmente a una mujer, es el grosor y en segundo lugar el tamaño.

Los extrafinos son un 20% más delgado que los convencionales para lograr un contacto más íntimo y directo. Para los preocupados por las enfermedades de trasmisión sexual existen los extra gruesos.

Los extra lubricados para facilitar el coito con parejas que sufren de sequedad vaginal, y en el polo opuesto, los retardantes que vienen con un anestésico  de nombre benzocaina  para los que desean alargar un poco más la duración del acto sexual.

Incluso la  Administración Australiana de Productos Terapéuticos (TGA) aprobó el uso de un condón que incorpora al lubricante un compuesto antiviral que desactiva casi en su totalidad el VIH y otros virus de trasmisión sexual.

La variedad parece infinita en cuanto a colores, perfumes y sabores  pero lo que no esperaba el mercado era la idea de un condón inteligente.

Condón inteligente

Bautizado el nombre  i Con, el condón inteligente es una propuesta de la empresa British Condom que  busca proveer información hasta ahora fuera del alcance del usuario  relacionada con aspectos sanitarios y de desempeño  sexual del hombre en la cama. La información obtenida  incluso, podría compartirse como si de una app de fitness o running se tratase a través de una app en el móvil o por bluetooth.

Tiene la capacidad de detectar enfermedades de transmisión sexual como la clamidia o la sífilis, según informan desde el periódico  The Guardian. Pero además, con este artilugio podrás saber todos los datos acerca de tus relaciones sexuales. Desde cuánto dura tu relación sexual a las calorías que quemas, la cantidad y velocidad de penetraciones, las posiciones utilizadas, tamaño del pene en el acto y fuerza ejercida.

Los fabricantes indican que no se trata de un condón. Es un anillo muy liviano que se ubica en la base del pene al cual se ajusta perfectamente el preservativo. Para cargarlo se usa un cable USB que se adapta al celular  y listo para compartir la data, si es del gusto del usuario,  en las redes sociales.

Tan astuto e inteligente es este nuevo condón que también podrá suministrar data sobre la temperatura del cuerpo, el número de veces que tiene sexo y las diferentes posiciones sexuales adoptadas por su usuario.  Pero será el i Con capaz de informar al portador si su pareja le ha sido infiel. Es una pregunta que British Condom deberá responder a los periodistas al momento de su lanzamiento.

www.guiadecontactomedico.com

@GuiaCMedico

Anuncios

Read Full Post »

Esas rayas blancas en la superficie de mi pechuga de pollo cruda son tan comunes que uno termina familiarizándose con ellas al punto de restarles importancia. Y si me preguntan qué son, diría, con algún dejo de duda, que se trata de marcas de grasa. Pero cuál es la historia oculta detrás de las estrías del pollo.

Al crecer tan rápido, los músculos del pollo no se desarrollan correctamente, incluso no pueden sostenerse en sus dos patas y sufren dolores físicos

Este defecto de calidad revela que el pollo ha crecido demasiado rápido y su porcentaje de grasa es mucho mayor al de un animal normal afectando principalmente a la pechuga y a veces al muslo.

La comunidad científica recomienda sustituir las carnes rojas por las blancas lo cual ha venido aumentando rápidamente la demanda de pollo. Para satisfacerla la industria trabaja con razas de pollo que pueden crecer más del doble de rápido que un animal de granja.

Hoy día  en 6 semanas un pollo que pesa entre  1.8 y 2 kilos está listo para ser beneficiado. Mientras que uno de granja tradicional requiere entre 8 y 12 semanas para alcanzar dicho peso, según explica la organización CIWF, (Compassion in World Farming) a Radio Francia Internacional.

En un estudio reciente llevado a cabo en Estados Unidos, 96 % de las muestras de carne de pollo tenían estrías blancas y su carne  hasta 224 % más de grasa que un pollo normal.

Esta carne es más grasosa y menos nutritiva debido a que tiene menos proteína. CIWF promueve que se privilegien los pollos orgánicos o de granjas tradicionales y no intensivas. En Francia la etiqueta “Label Rouge” es una garantía de que dicho pollo tuvo un crecimiento normal y que su carne es de calidad.

www.guiadecontactomedico.com

@GuiaCMedico

 

Read Full Post »

Las personas que sufren un ataque de pánico se paralizan ante un miedo y una angustia que lo toma por sorpresa y que no tiene explicación alguna. Suele confundirse con un ataque cardíaco.

La ansiedad no desaparece de una día para otro. Con tiempo y esfuerzo los episodios de pánico se van espaciando y se vence el miedo a que vuelva a ocurrir

“Esta enfermedad, también denominada trastorno de angustia, se caracteriza por ataques de pánico crónicos, repetidos e inesperados, es decir, brotes de terror con sensación de estar en peligro cuando no hay motivo alguno para tener miedo”, específica la psiquiatra Marán Himiob de Marcano.

El trastorno de pánico es dos veces más común en las mujeres que en los hombres. Se desconoce su causa y se puede presentar en sujetos que no tengan antecedentes familiares de este mal.

Existen dos tipos:
Los espontáneos parecen sin advertencia alguna o desencadenante aparente en cualquier momento del día y quien los sufre no puede siquiera intentar racionalizarlo o relacionarlo con un temor específico.

Los específicos se presentan ante situaciones o lugares determinados y quien los sufre enfrenta complicaciones cotidianas al tratar de evitar los disparadores.

Síntomas

Una crisis o ataque de pánico comienza de repente y con mucha frecuencia alcanza su punto máximo al cabo de 10 a 20 minutos.

Las personas con trastorno de pánico tienen por lo menos 4 de los siguientes síntomas durante un ataque:

  • Molestia o dolor torácico
  • Mareo o sensación de desmayo
  • Miedo a morir
  • Miedo a perder el control o de muerte inminente
  • Sensación de asfixia
  • Sentimientos de separación
  • Sentimientos de irrealidad
  • Náuseas y malestar estomacal
  • Entumecimiento u hormigueo en manos, pies o cara
  • Palpitaciones, frecuencia cardíaca rápida o latidos cardíacos fuertes
  • Sensación de dificultad para respirar o sofocación
  • Sudoración, escalofrío o sofocos
  • Temblor o estremecimiento

La clave es pedir ayuda a tiempo

Buscar la ayuda adecuada lleva a identificar las causas y comprender el origen de esta condición, a evaluar el grado de afectación, entender la dinámica con la que funciona y descartar trastornos médicos o sicológicos como la fobia.

Estas acciones juntas contribuyen a adquirir cierto control sobre ella, a disminuir los síntomas y orientarse a su solución.

 Tratamiento

El objetivo de la  terapia es ayudarlo a desempeñarse bien durante la vida diaria. Una combinación de medicinas y psicoterapia funciona mejor.

Algunos antidepresivos pueden ser útiles. Trabajan previniendo los síntomas o haciéndolos menos graves.

La psicoterapia (terapia cognitiva conductual) le ayuda a entender sus comportamientos y cómo cambiarlos.

www.guiadecontactomedico.com

@GuiaCMedico

Read Full Post »

La Organización Mundial para la Salud (OMS) acaba de divulgar una lista de las bacterias altamente dañinas para la salud y resistentes a los antibióticos. Una investigación reciente sugiere que la lucha contra este tipo de súper gérmenes debe comenzar por los lavamanos de las clínicas y hospitales.

La situación es tan grave que Marie- Paule Kieny, subdirectora general de la OMS, pidió a los gobiernos que comprometan fondos para la investigación de nuevos antibióticos e incrementar nuevas opciones terapéuticas para luchar contra esta amenaza.

Los antibióticos no funcionan contra los virus. El mal uso de estos medicamentos contribuye a la resistencia a los antibióticos.

Los antibióticos no funcionan contra los virus. El mal uso de estos medicamentos contribuye a la resistencia a los antibióticos.

No es un secreto que en los hospitales mueren pacientes producto de infecciones con bacterias resistentes a los medicamentos. Las investigaciones han encontrado que los gérmenes colonizan los desagües y gradualmente podrían llegar a los lavamanos. Esta podría ser una de las tantas forman que los pacientes se contaminan.

“Queríamos comprender mejor cómo ocurre la transmisión, para poder reducir la cantidad de estas infecciones”, dijo la investigadora líder, la Dra. Amy Mathers, profesora asociada de medicina y patología en la Universidad de Virginia.

Para investigar el tema, el equipo de investigación creó cinco lavamanos idénticos en un laboratorio. Los lavamanos eran réplicas de los utilizados en la unidad de cuidados intensivos del hospital de la Universidad de Virginia, en Charlottesville.

Los investigadores contaminaron los lavamanos con la bacteria E. coli, que por lo general vive de forma inocua en el tracto digestivo humano, pero que puede adquirir unos genes nocivos y volverse resistente a los antibióticos

Tras colonizar los desagües, las bacterias comenzaron a crecer poco a poco hacia las rejillas de los lavamanos, creciendo una pulgada (2.54 centímetros) al día, reveló el estudio. Las bacterias tardaron una semana en alcanzar las rejillas de los lavamanos de hospital. Una vez allí, rápidamente comenzaron a salpicar el lavamanos, las encimeras y otros lavamanos cercanos, mostraron los hallazgos.

Los antibióticos son medicamentos que combaten las infecciones bacterianas. Usados correctamente, pueden salvar vidas pero hay un creciente problema de resistencia a medicamentos. Esto ocurre cuando las bacterias mutan (se transforman) y se vuelven capaces de resistir los efectos de un antibiótico, según se puede leer en la Web MedlinePlus.

El uso de antibióticos puede llevar a la resistencia. Cada vez que toman, las bacterias sensibles mueren. Pero gérmenes resistentes pueden crecer y multiplicarse. Se pueden propagar a otras personas. También pueden causar infecciones que ciertos antibióticos no pueden curar. Un ejemplo es el estafilococo resistente a la meticilina (SARM). Este causa infecciones que son resistentes a varios antibióticos comunes.

De allí que es bueno seguir estas sugerencias:

  • No use antibióticos para virus como los del resfriado o la gripe. Los antibióticos no funcionan en los virus.
  • No presione a su médico para que le dé un antibiótico
  • Cuando tome antibióticos, siga las instrucciones con cuidado. Termine su medicamento aunque se sienta mejor. Si interrumpe el tratamiento demasiado pronto, algunas bacterias pueden sobrevivir y volver a infectarle
  • No guarde los antibióticos para más tarde o use la receta de otra persona

www.guiadecontactomedico.com

@GuiaCMedico

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: