Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 25 abril 2018

El agua caliente de la ducha puede producir quemaduras de primer y segundo grado especialmente a las personas de piel sensible.  Los rosetones en distintas partes del cuerpo, como en las piernas, en el pecho o la espalda son la manifestación evidente de este tipo de lesiones.

Los efectos de las quemaduras de primer grado desaparecen rápidamente y los producidos por la ducha no son la excepción.

La exposición sistemática a  la ducha caliente, que para muchas personas  es muy placentera y a veces se alarga más tiempo del debido,  impide que la piel sane lo cual lleva al afectado a pasearse por un  inventario de causas que lo llevan prematuramente al consultorio del dermatólogo.

Las quemaduras de primer grado o quemaduras leves causan solamente el enrojecimiento de la epidermis (capa externa de la piel). Las quemaduras de segundo grado causan ampollas y se extienden hacia la dermis (capa interna de la piel), y las de tercer grado causan la muerte tisular, atravesando la dermis y afectando los tejidos subyacentes.

El tipo de quemadura y su causa determinará el tratamiento, pero todas las quemaduras deben ser medicadas rápidamente para reducir la temperatura de la superficie quemada y evitar daños permanentes a la piel y el tejido.

Al contrario de las reacciones alérgicas al champú o al jabón que generalmente desaparecen horas más tarde, el tipo de quemaduras de primer grado producidas en la ducha  permanece en el tiempo causando algo de inflamación, sequedad y picazón si no se reduce la temperatura del agua.

Las quemaduras de primer grado desaparecen rápidamente y las producidas por la ducha no son la excepción. De allí que lo primero que debe hacer el afectado es bajar la temperatura del agua caliente y evitar las duchas largas. Esta medida deber ser complementada con la aplicación de  una loción hidratante o gel de aloe vera varias veces al día en las zonas afectadas hasta que desaparezca las lesiones.

En caso de que con estas medidas no se obtengan los resultados esperados se recomienda la visita a un especialista.

www.guiadecontactomedico.com

@GuiaCMedico

Anuncios

Read Full Post »

El reciente anuncio del descubrimiento de los genes causantes de la hipertensión arterial pulmonar fue acogido con optimismo por cuanto se podrá identificar las causas de la enfermedad y mejorar los tratamientos actuales. El 50% de los pacientes que la padecen mueren antes de los cinco años.

Con los años la hipertensión pulmonar debilita al corazón y el paciente puede desarrollar insuficiencia cardíaca.

“Identificando la naturaleza de estos genes y su mutación en nuevos genes puedes saber qué es lo que causa la enfermedad”, le dijo a la BBC de Londres Nick Morell, de la Fundación British Heart y quien lideró la investigación.

La hipertensión pulmonar es un aumento de la presión en las arterias de los pulmones. Los vasos sanguinos que transportan la sangre del corazón a los pulmones se estrechan y endurecen. El corazón debe hacer un mayor esfuerzo para bombear sangre. Con los años el corazón se debilita y el paciente puede  desarrollar insuficiencia cardíaca.

Los síntomas de la hipertensión pulmonar incluyen:

  • Dificultad para respirar durante actividades de rutina, como subir un par de escalones
  • Cansancio
  • Dolor en el pecho
  • Ritmo cardiaco acelerado
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen
  • Falta de apetito

Según Morell el descubrimiento les permitirá a los investigadores presentar potenciales propuestas en el tratamiento de esta enfermedad una vez que se identifiquen las causas de este mal que hasta ahora resulta incurable.

www.guiadecontactomedico.com

@GuiaCMedico

 

Read Full Post »

Siempre se ha sabido que una dieta baja en calorías retrasa la vejez y alarga la vida. Primero se demostró en animales y ahora los estudios más recientes han demostrado su acción positiva sobre el metabolismo humano.

En estos tiempos de grandes tentaciones se impone el uso de la moderación a la hora de comer pero sin exageraciones

Uno de estos estudios se llevó a cabo gracias al Programa Calerie (por las siglas en inglés de Evaluación Exhaustiva de los Efectos a Largo plazo de la Reducción de la Ingesta de Energía).  Participaron 200 adultos sanos y no obesos a los que se les controló a lo largo de dos años y fue patrocinado por los Institutos Nacionales de Salud de EE UU.

Al final de cada uno de los dos años, todos los participantes se sometieron a una serie de pruebas relacionadas con el funcionamiento general del metabolismo y los marcadores biológicos del envejecimiento, como los daños asociados a los radicales libres.

Los datos evidenciaron que las personas que habían seguido la dieta hipocalórica empleaban la energía de forma más eficiente mientras dormían que los integrantes del grupo de control. Es decir, requerían de menos energía para mantener el organismo en reposo, porque su masa corporal era menor. Su organismo “se gastaba menos”.

“En el cerebro, comer menos tiene como resultado toda una serie de cambios genéticos, moleculares y celulares que lo protegen del aumento de los radicales libres que se producen durante el envejecimiento”, dice Francisco Mora, catedrático de Fisiología Humana en la Universidad Complutense de Madrid, y autor de libros relacionados con el envejecimiento.

Además comer menos también activa genes que estaban dormidos, relacionados con una mayor agilidad en los procesos mentales, conducta motora, aprendizaje y memoria.

“Este nuevo informe proporciona la evidencia más sólida hasta la fecha de que todo lo que hemos aprendido en otros animales se puede aplicar a nosotros mismos”, dice Rozalyn Anderson, experta en envejecimiento e investigadora en la Universidad de Wisconsin-Madison.

Hay que comer para vivir pero sobre todo  en estos  tiempos de abundancia y grandes tentaciones,  se impone el adagio griego de usar la moderación como guía.

www.guiadecontactomedico.com

@GuiaCMedico

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: