Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 17 septiembre 2018

Al menos 62 médicos colegiados en Madrid y Valencia, España,  han sido denunciados por Fernando Cervera, biólogo y representante de la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (Apetp). La Asociación los acusa de realizar  prácticas reñidas con la ética médica. Como el mal ejemplo cunde, le indicamos cuáles son esos tratamientos carentes de todo rigor científico, en caso de que se tropiece con uno de esos mata sanos  que existen en todos los países.

No “perjudicar intencionadamente al paciente” y no “levantar falsas esperanzas” son otras de las normas violadas por los médicos denunciados.

Entre los males que estos médicos  dicen poder tratar se encuentran  la esterilidad y daños cerebrales con acupuntura, el autismo atiborrando al paciente con vitaminas, las alergias con un invento llamado terapia cuántica, los tumores con plantas comunes, la esclerosis múltiple y el alzhéimer manipulando las orejas, o el lupus y la hepatitis C aplicando imanes.

En sus declaraciones al diario El  País, Cervera destacó varios puntos de la deontología médica que han sido violados pero el más importante es el referido a los tratamientos carentes de base científica y que prometen a los enfermos la curación, simulación de tratamientos médicos y el uso de productos de composición no conocida.

Entre otras prácticas, los médicos denunciados colegiados en Madrid aseguran a sus pacientes que pueden curar mediante la imposición de manos, insuflando ozono, usando imanes e incluso el cáncer gracias a un jarabe de 95 euros.

El máximo organismo de los médicos en España, el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos se pronunció a favor de la reclamación y mostró su “rechazo, por contrarias a la deontología y ética médica, a todas las prácticas invalidadas científicamente, incluyendo la homeopatía”.

www.guiadecontactomedico.com

@GuiaCMedico

Anuncios

Read Full Post »

Resulta muy difícil para los consumidores saber quien está financiando una investigación científica cuyos resultados sugieran que el pan y la pizza no engordan, que el cigarrillo no produce cáncer o que las gaseosas, como la Coca-Cola, no se ha demostrado que pudiera estar asociado con la diabetes o enfermedades cardiovasculares.  Se trata de una vieja práctica  empleada por empresas que con la anuencia de la comunidad científica  pretenden influir en la opinión pública y en grupos de presión que los adversan.

“Algunos científicos financiados por Coca-Cola rechazan el impuesto a las bebidas azucaradas recomendado por la OMS”, señala el País de España

Coca-Cola entregó ocho millones de euros a decenas de organizaciones científicas y médicas españolas entre 2010 y 2017, según los datos de la propia compañía. Las que más dinero recibieron fueron la Fundación Iberoamericana de Nutrición (835.000 euros), la Fundación Española Del Corazón (640.000 euros) y la Fundación Española de Nutrición (567.000 euros), según lo divulgó el diario El País de España.

La Organización Mundial de la Salud instó a los gobiernos a aumentar al menos el 20% el precio de las bebidas azucaradas para reducir su consumo, vinculado a la epidemia de obesidad que azota al mundo.

El abuso de estas bebidas está asociado con 133.000 muertes al año por diabetes, 45.000 por enfermedades cardiovasculares y otras 6.450 por diferentes tipos de cáncer, según las estimaciones de un equipo de la Universidad de Harvard. En un litro de Coca-Cola original hay 106 gramos de azúcar.

Carlos Alberto González del Instituto del Catalán de Oncología junto con su colega Juan Pablo Rey de la Universidad de Sindney han analizado 20 investigaciones científicas financiadas por Coca-Cola. La mayor parte de ellas, 14, están alineadas con las estrategias de marketing empleadas por la empresa, como señalar a la inactividad física de ser el principal culpable de la obesidad, según destacan los autores. Las otras seis investigaciones restantes serían más neutrales.

Coca-Cola por su parte afirma que “en todas las colaboraciones se garantiza totalmente la independencia de las sociedades científicas y las universidades” y además estos patrocinios se declaran anualmente desde 2016 “en un ejercicio de transparencia”.

Y no faltan los testimonios de prestigiosos científicos que con su testimonio ratifican lo dicho por la Coca-Cola. “Soy una científica independiente. Coca-Cola jamás me ha dicho lo que tengo que hacer”. Precisamente allí está una de las claves del conflicto de intereses. Lo importante, antes o después de recibir la donación,  es que los científicos e investigadores sepan que es lo que no deben hacer, es decir, atacar directa o indirectamente los intereses del patrocinante.

“Los científicos que trabajan en el campo de la salud pública no pueden tener conflictos de intereses, no pueden recibir dinero de empresas que están produciendo daños a la salud”, clama Juan Pablo Rey  por teléfono desde su despacho en la Universidad de Sídney.

El epidemiólogo recuerda que la obesidad es “una enfermedad socialmente transmisible”, vinculada a la pobreza. “Una Coca-Cola de dos litros es prácticamente más barata que una botella de agua. Hay población, sobre todo de nivel socioeconómico bajo, que se sienta a comer con una botella de dos litros de Coca-Cola encima de la mesa. Y esto es malo para la salud”, sentencia Carlos Alberto González.

www.guiadecontactomedico.com

@GuiaCMedico

Read Full Post »

En la actualidad 50 millones de personas viven con demencia, una categoría que contempla todas las enfermedades que afectan la memoria y el procesamiento cerebral incluido el mal de Alzheimer.  En los Estados Unidos y Australia dos tercios de estos casos corresponden a mujeres lo que lleva a los especialistas a preguntarse por qué este mal afecta más al sexo femenino que a los hombres

En Inglaterra, Gales y Australia, la demencia se ha convertido en la primera causa de muerte para las mujeres situación inaguantable para cualquier sistema de salud

Las mujeres de EE.UU. mayores de 60 años tienen el doble de posibilidades de desarrollar alzhéimer que cáncer de mama y en  Inglaterra , Gales y Australia, la demencia se ha convertido en la primera causa de muerte para las mujeres, sustituyendo a los problemas de corazón del número uno según el portal BBC Mundo.

Desde el punto de vista sanitario esto es demasiado en términos numéricos y no puede ser sostenido por ningún sistema de salud dice la doctora Antonella Santuccione-Chadha, médica y especialista en Alzhéimer radicada en Suiza. “Y son las mujeres las que más se enfrentan a la enfermedad, necesitamos investigar las diferencias entre los detalles masculinos y femeninos en ella”.

A la hora de analizar los factores de riesgo el punto de la edad plantea que las mujeres viven mas que los hombres por tanto tienen mayor posibilidad de desarrollar demencia. Pero los últimos estudios realizados sobre Envejecimiento y función Cognoscitiva plantean que en los últimos 20 años, la cantidad de nuevos casos de demencia cayó un 20%, especialmente por la reducción en la incidencia entre hombres mayores de 65 años.

Según los especialistas esto se debe a las campañas públicas sobre el tabaquismo y las enfermedades cardiovasculares, amabas factores de riesgo de alzheimer.

Otros factores de riesgo como la depresión, menopausia quirúrgica y preclancia se han relacionado con disminución cognitivo más adelante en la vida. El ser cuidador de alguien con alzheimer también es un factor que ha sido identificado puesto que en el caso del Reino Unido entre el 60 y 70% de las cuidadoras no asalariadas son mujeres.

Los estudios por sexo

El grupo Proyecto del Cerebro de Mujeres (WPB, por sus siglas en inglés), acaba de publicar un informe en el que analiza la literatura científica de una década sobre el alzhéimer y el cual destaca algunas diferencias entre hombres y mujeres.

Actualmente, por ejemplo, el alzhéimer se detecta buscando dos proteínas tóxicas que se acumulan en el cerebro. Las pruebas sugieren que no hay diferencia en los niveles de estas proteínas, o biomarcadores, en hombres y mujeres con la enfermedad de Alzheimer. Pero las mujeres muestran un deterioro cognitivo mayor.

Según algunos especialistas la enfermedad progresa más rápido en las mujeres debido a la falta de estrógeno que en edades más tempranas protege al cerebro y después de la menopausia los beneficios disminuyen junto con la hormona.

Otro de los retos se relaciona con el diseño de los ensayos clínicos para la medicación de Alzheimer que tiende a incluir igual número de géneros pese a que las mujeres son las más afectadas.

Para males como la depresión o la esclerosis múltiple, si el número de afectadas es superior se incluyen más mujeres en los ensayos. Para estos males este enfoque parece haber funcionado, pero cuando se aplica a los ensayos para medicaciones para Alzheimer  realizados en los últimos años el resultado ha sido un fracaso. De allí la urgencia de hacer una revisión del diseño de los mencionados ensayos.

www.guiadecontactomedico.com

@GuiaCMedico

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: