Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘causas’

Al igual que en el hombre,  en las mujeres el deseo sexual cambia con los años. Embarazo, menopausia, enfermedades, antidepresivos, anti-convulsivos también pueden producir lo que los especialistas llaman: «trastorno femenino del interés sexual o de la excitación».

El deseo sexual de una mujer se basa en la interacción compleja de varios factores que afectan la intimidad

Lo primero que dice un informe de la clínica Mayo es que no existe un número mágico para definir el deseo sexual bajo. Varía según cada mujer. Veamos algunos de sus síntomas.

  • Falta de interés en cualquier tipo de actividad sexual, incluso en la autoestimulación
  • No tienes fantasías ni pensamientos sexuales nunca o casi nunca
  • Molestia por la falta de actividad o de fantasías sexuales

El deseo sexual de una mujer se basa en la interacción compleja de varios factores que afectan la intimidad, como el bienestar físico y emocional, las experiencias previas, las creencias, el estilo de vida y la relación actual. Si tienes problemas en alguno de estos aspectos, tu vida sexual puede verse afectada.

Causas

  • Problemas sexuales. El dolor durante las relaciones sexuales o la falta de orgasmos pueden dificultar el deseo sexual.
  • Varias enfermedades no sexuales también pueden afectar el deseo sexual, como la artritis, el cáncer, la diabetes, la presión arterial alta, la enfermedad de las arterias coronarias y las enfermedades neurológicas.
  • Muchos medicamentos que se venden con receta (como antidepresivos y medicamentos anticonvulsivos) son famosos por anular la libido.
  • Estilo de vida. Es posible que un vaso de vino te haga sentir apasionado, pero beber mucho alcohol puede arruinar tu deseo sexual; lo mismo sucede con las drogas ilegales. Fumar disminuye el flujo sanguíneo, lo que puede disminuir la excitación.
  • Cirugía. Las cirugías, especialmente las relacionadas con los pechos o el aparato genital, pueden afectar la imagen corporal, la función sexual y el deseo sexual.
  • La fatiga por haber cuidado niños o familiares que están envejeciendo puede contribuir a la disminución del deseo sexual. La fatiga por enfermedades o cirugías también es un factor de disminución del deseo sexual.

Los problemas no tienen que ser físicos. Hay muchas causas psicológicas de la disminución del deseo sexual

Cambios hormonales

Los cambios en los niveles de las hormonas pueden modificar el deseo sexual. Esto puede ocurrir durante:

  • La menopausia. Los niveles de estrógeno bajan durante la transición a la menopausia. Esto puede causar una disminución del interés en el sexo y hacer que los tejidos vaginales estén más secos y, en consecuencia, que las relaciones sexuales sean dolorosas o incómodas. Aunque muchas mujeres siguen teniendo relaciones sexuales satisfactorias durante la menopausia y después de ella, la libido de otras mujeres se atenúa durante este cambio hormonal.
  • El embarazo y la lactancia. Los cambios hormonales durante el embarazo, inmediatamente después de tener el bebé y durante la lactancia pueden disminuir el deseo sexual. Por supuesto, hoy en día, las hormonas no son el único factor que afecta la intimidad. La fatiga, los cambios en la imagen corporal y la presión que supone quedar embarazada o cuidar de un nuevo bebé pueden contribuir a que el deseo sexual cambie.

Causas psicológicas

Los problemas no tienen que ser físicos o biológicos para ser reales. Hay muchas causas psicológicas de la disminución del deseo sexual, entre ellas las siguientes:

  • Problemas de salud mental, como depresión o ansiedad
  • Estrés, como estrés financiero o laboral
  • Baja autoestima de la imagen corporal
  • Baja autoestima
  • Antecedentes de maltrato físico o de abuso sexual
  • Experiencias sexuales negativas en el pasado

Problemas de pareja

Para muchas mujeres, la cercanía emocional es el preludio de la intimidad sexual. Entonces, los problemas de pareja pueden ser un factor importante en relación con la disminución del deseo sexual. La disminución del interés en las relaciones sexuales suele ser el resultado de problemas persistentes, como los siguientes:

  • Falta de conexión con tu pareja
  • Conflictos o peleas sin resolver
  • Comunicación deficiente de las necesidades y preferencias sexuales
  • Infidelidad o violación de la confianza

 

www.guiadecontactomedico.com

@GuiaCMedico

Anuncios

Read Full Post »

Se definen como friolentos y por lo general tienen los pies y las manos helados. Aquí le explicamos algunas de las posibles causas.

Muchas son las posibles enfermedades que hacen que una persona sea friolenta. Quizás la anemia o alguna complicación que afecta el comportamiento de los glóbulos rojos es lo primero que se debe descartar.

La anemia o algún otra condición que afecta el desempeño de los glóbulos rojos responsables  de llevar al cuerpo el  oxigeno que requiere, puede ser la causa del frío que lo persigue. Debilidad, cansancio, falta de aliento son algunos de los síntomas de la anemia. Su médico le indicará qué hacer.

Si  la tiroides, la glándula ubicada en el cuello no  produce en cantidades suficientes  algunas hormonas, puede que esto lo haga más sensible al frío, le reseque la piel o le haga ganar  peso.

Diabetes tipo dos y tensión arterial alta a mediano y a largo plazo terminan afectando la capacidad de los glomérulos para filtrar y limpiar la sangre. Esto puede bajar la temperatura del cuerpo y crear otros problemas relacionados con anemia.

La anorexia nerviosa, desorden alimenticio que lo lleva a reducir drásticamente la ingesta de calorías y a perder muchos kilos y grasa en el cuerpo. Esto último le produce frío constantemente especialmente en las manos y en los pies. Esta condición puede ser mortal. Consulte a un medico si usted o una persona querida presenta síntomas de este desorden.

Si usted siente los pies fríos pero al tocarlos no lo están puede tratarse de un síntoma de neuropatía periférica. Comienza por lo regular por los pies y pasa a los pies. Se presenta cuando se sufre una herida o una condición que daña los nervios. La diabetes por lo general es una causa pero también se puede contraer debido a infecciones, hígado, enfermedad de los riñones,  insuficiencia vitamínica o contacto con sustancias tóxicas.

Insuficiencia  de vitamina B12 puede estar asociada con la anemia lo que le produce frío. Esta vitamina se obtiene al consumir pollo, huevos y pescado aunque debe tener en cuenta que puede tener problemas para absorberla debido a medicamentos o a otra enfermedad.

La falta de hierro también asociada con la anemia puede ser causa de frio. Pérdida de sangre, una dieta pobre o algún problema que le impida absorber bien el hierro presente en la carne, el pollo y otros alimentos.

El efecto secundario de algunos medicamentos puede producir frio. Los beta bloqueadores recetados para la hipertensión son un ejemplo. El resultado además del frio puede ser mareo y nauseas.

www.guiadecontactomedico.com

@GuiaCMedico

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: