Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘hipertensión’

Todo el mundo sabe que la sal en exceso y las rabietas pueden subir su tensión arterial pero no son las únicas. Aquí le mostramos una lista de  diez cosas que también la alteran y usted no lo sabía.

I.- El exceso de azúcar es tan importante como el de  sal a la hora de subir la tensión arterial. La fructuosa añadida como el syrup y las gaseosas  presentes en la alimentación se reflejan en los números que miden tanto la tensión baja como la alta.

II.- La soledad relacionada con el hecho de que una persona se sienta conectada con otra, independientemente del número de amigos que tenga. Los miedos y los sentimientos de inseguridad que acompañan a la soledad después de un período de cuatro años, y según los estudios, suben la tensión arterial hasta por encima de 14 puntos.

III.- La apnea del sueño es una fija a la hora de subir la tensión y causar otros problemas en el corazón. Cuando la respiración es repetidamente interrumpida mientras duerme, el sistema nervioso libera sustancias químicas que suben su tensión arterial. A esto se agrega el hecho de que recibe menos oxigeno lo que afecta las paredes de las venas lo que dificulta aún más que se normalice la tensión.

IV.- Falta de sodio y potasio. El balance correcto de  estos minerales en los riñones ayuda a mantener las cantidades apropiadas en la sangre y a mantener la tensión arterial en su lugar.

V.- El dolor, agudo o repentino sube directamente al sistema nervioso central y sube la presión arterial. Un efecto similar se logra al   meter las manos en agua con hielo.

VI.- Si usted toma ginkgo biloba, ginseng, canela, guararná, y la hierba de San Juan sepa que éstos remedios naturistas y otros suplementos le pueden subir la tensión arterial.

VII.-  Cuando la tiroides produce insuficiente hormona, el ritmo cardíaco se hace mas lento y las arterias pierden elasticidad. Bajos niveles de la hormona tiroidea también sube el colesterol malo, otro factor que endurece las arterias. La sangre viaja más rápido por las arterias endurecidas, presiona las paredes y sube la presión arterial.

VIII.-  Con el nombre de síndrome de bata blanca se conoce la diferencia de resultados  existente  entre medirse  la tensión  en su casa o en el consultorio.  Por ansiedad o nerviosismo  la tensión sube considerablemente  al momento en que el médico o enfermera  hace la medición.

IX- Descongestionantes nasales que contengan pseudoefedrina  y fenilefrina  son estrechan las venas. Esto significa que la misma cantidad de sangre debe pasar por un espacio mas reducido. Este tipo de medicamentos  para bajar la tensión sean menos efectivos. De allí que es recomendable antes de consumir este tipo de medicamentos de venta libre consultar al farmacéuta.

X.-  La deshidratación producida por la falta de agua estrecha las venas. El cerebro envía señales a las glándulas pituitarias para que liberen un químico que las estreche. Debido a esto los riñones retienen orina lo que también estrecha las venas del corazón y del cerebro.

La sangre debe circular suave y libremente por las arterias hacia los pulmones y el corazón donde  obtiene el oxigeno que alimenta todos los órganos y tejidos del cuerpo. La hipertensión  causa presión en las paredes de las arterias lo que daña su interior y favorece la formación de placas que las endurece y las estrecha lo que obstaculiza su trabajo

www.guiadecontactomedico.com

@GuiaCMedico

Anuncios

Read Full Post »

Una pérdida de peso de 3 o 4 kilogramos mejora la respuesta del tratamiento farmacológico de la hipertensión, ayuda a la tolerancia a la glucosa, colabora con la regulación de los niveles de colesterol y ácido úrico, además de facilitar el trabajo cardíaco y la respiración

 

Pérdida de peso y colesterol

No importa que no alcance el peso ideal, dice la gastroenteróloga Rorayma Valero, quien además agrega que el riesgo de sufrir hipertensión es tres veces mayor en una persona obesa en comparación con una que posee el peso adecuado a su tamaño.

De acuerdo a la OMS, la hipertensión arterial es una enfermedad, que al igual  que  la elevación de los lípidos en la sangre, es asintomática. Ambas están muy vinculadas con cerca de la mitad de las muertes por apoplejía y problemas cardíacos en el mundo.

La dislipidemia, como llaman los médicos a la elevación de los lípidos en la sangre (colesterol y triglicéridos altos) trae como consecuencia  inflamación y oxidación de la pared de las arterias lo que origina la aterosclerosis, infartos y accidentes cerebrovasculares.

El colesterol es una sustancia que pertenece a la familia de los lípidos o grasas que tiene múltiples funciones. Por su parte los triglicéridos están formados por una molécula llamada glicerol y tres ácidos grasos que pueden ser de diferentes tipos, saturados, insaturados y fosfolípidos estos últimos sirven como fuente de energía

La dislipidemia  puede ser primaria, es decir, no asociada  a otras enfermedades. Generalmente es de origen genético y es la menos frecuente.  Las secundarias están vinculadas a otras patologías como la diabetes, hipotiroidismo, obesidad, y el famoso síndrome metabólico (resistencia a la insulina, elevación de glucosa en sangre, hipertensión y dislipidemia)

El colesterol y los triglicéridos son comúnmente considerados iguales por la mayoría de la población, afirmación que no es cierta debido a que lo único que tienen en común es que son ácidos grasos que implican un alto riesgo en enfermedades cardiovasculares.

Este aumento desmesurado del colesterol y los triglicéridos puede ser provocado por una dieta con elevada cantidad de calorías, alta en grasas saturadas y en carbohidratos. Estas causas a su vez están asociadas con la obesidad abdominal y la resistencia  a la insulina.

Como tratamiento farmacológico a la elevación del colesterol y los triglicéridos están a la disposición las estatinas y el omega 3. Las estatinas son medicamentos que disminuyen efectiva y potentemente al colesterol además de mejorar la salud de las paredes de las arterias, desinflamándolas, reduciendo la oxidación y mejorando su rigidez.

El omega 3 es útil solamente para reducir triglicéridos. Para reducir el colesterol se deben usar estatinas. Las dos se combinan dependiendo de la situación del  paciente.

www.guiadecontactomedico.com

@GuiaCMedico

Read Full Post »

El cenicero fue el primero en salir de las mesas de los restaurantes. Ahora, producto de un acuerdo entre el Ministerio de Salud  y los empresarios gastronómicos de la ciudad de Buenos Aires,  le tocó el turno al salero. La buena noticia es que los dueños no tendrán la obligación de colocar un letrero que diga: “Este lugar es 100% libre de sal” y   los comensales podrán solicitar a los mesoneros que les traigan el salero a la mesa

El gobierno estadounidense no se quedó atrás y le pidió a la industria alimentaria y a los consumidores que disminuyan drásticamente el consumo de sodio como un medio para combatir la hipertensión arterial.

En el acuerdo las autoridades sanitarias bonaerenses incluyeron al gremio de las panaderías quienes deberán disminuir las dosis de sal de sus productos y en especial al pan. De un total de 15,6 millones de habitantes, unos 3,7 millones padecen hipertensión. En promedio, cada argentino consume 13 gramos de sal por día cuando, según la Organización Mundial de la Salud, se deberían consumir menos de cinco.  .

El mensaje de las autoridades sanitarias estadounidenses está dirigido  a las personas que tiene 51 años, es decir 50% de la población.  Los afroamericanos y  cualquiera que sufra de hipertensión, diabetes o enfermedad renal crónica deberán reducir la ingesta de sodio a un poco mas de la mitad de una cucharilla,  equivalente a 2.300 miligramos.

El salero sobre la mesa no es la principal fuente de ingesta para los norteamericanos. Por eso las autoridades dirigieron su petición a la industria de alimentos como el pollo, la pasta o el pan. Las comidas congeladas y los embutidos, bien sea de carne de res, pollo o cochino. Los tres tienen un  alto contenido de sal,  grasa y colorantes.

Para Diana Luna Basso, especialista en salud cardiovascular, lo más recomendable es reducir el consumo de sal y aumentar el de potasio. “Esto ayuda a eliminar el sodio y a bajar los niveles de tensión arterial”.

La ingesta diaria de potasio recomendada por Luna Basso  se ubica entre 2,9 gramos y 3.2 gramos/día para los hombres y de 2.1 gramos a 2.3 gramos para ellas. Sugiere  una especie de “tres en uno”, para lo cual propone mezclar 100 gramos de cambur (representa 358 miligramos de potasio), 100 gramos de jugo de naranja (200 miligramos de potasio) más 100 gramos de remolacha (325 miligramos de potasio) obtenemos un cóctel rico en potasio, dijo la especialista a la revista Estampas de El Universal. 

Por los caminos que vamos, nadie se extrañe de que algún día,  a  las autoridades sanitarias y los médicos, en  nombre de  la salud que es la  primera de todas libertades, les de por expulsar al azúcar de las mesas de los restaurantes.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: