Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘salud mental’

Los adultos mayores que han perdido el sentido del olfato parecen tener un riesgo más alto de demencia, sugiere un nuevo estudio dirigido por el  Dr. Jayant Pinto, un especialista en otorrinolaringología de la universidad de Chicago.

El estudio a largo plazo incluyó a casi 3,000 participantes de 57 a 85 años de edad, en quienes se evaluó la capacidad de identificar cinco olores comunes.

Los participantes en el estudio que no pudieron identificar al menos cuatro de los cinco olores tenían más del doble de probabilidades de sufrir de demencia.

 

El 78 por ciento de los participantes identificó correctamente al menos cuatro de los cinco olores; un 14 por ciento identificó tres de los olores, un 5 por ciento solo dos de los olores, un 2 por ciento  solo uno, y un 1 por ciento no identificó ninguno de los olores.

Cinco años después de la prueba, los participantes que no pudieron identificar al menos cuatro de los cinco olores tenían más del doble de probabilidades de sufrir de demencia, en comparación con los que tenían un sentido del olfato normal, dijeron los investigadores.

Casi todos los participantes que no pudieron identificar ni un solo olor habían sido diagnosticados con demencia, junto con un 80 por ciento de los que solo identificaron uno o dos de los cinco olores, según el informe.

“Estos resultados muestran que el sentido del olfato está conectado de cerca con la función y la salud del cerebro”, apuntó en un comunicado de prensa de la Universidad de Chicago el autor líder del estudio, el Dr. Jayant Pinto, un especialista en otorrinolaringología en la universidad.

“Creemos que un declive en la capacidad de oler, en concreto, pero también en la función sensorial de forma más amplia, podría ser una importante señal temprana, y marcar a las personas que tienen un riesgo más alto de demencia”, explicó Pinto.

Martha McClintock, coautora del estudio y experta en comunicación olfativa (del sentido del olfato) y feromónica (de la secreción química), anotó que el sistema olfativo también tiene células madre que se autorregeneran.

Según McClintock, “una reducción en la capacidad de oler podría señalar una reducción en la capacidad del cerebro de reconstruir componentes clave que están declinando con la edad, lo que conduce a los cambios patológicos de la gran variedad de distintas demencias que hay”. McClintock es profesora de psicología en la Universidad de Chicago.

www.guiadecontactomedico.com

@GuiaCMedico

Anuncios

Read Full Post »

El Manual de Diagnósticos y Estadísticas de Enfermedades (DMS), elaborado por la Asociación Americana de Siquiatría (APA), reconoce ahora como enfermedades mentales  la adicción a la comida, el acaparamiento compulsivo y los berrinches persistentes de los niños. Por fuera quedaron los adictos al sexo

Adicción a la comida

 

Esta es la primera revisión que se hace en 20 años  al Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DMS). Se trata de  un manual de uso general en todo el mundo, le dijo a BBC Mundo el doctor Eduardo Grande ex presidente de la Asociación Argentina de Salud Mental.

“Y aunque desde su comienzo ha tenido críticas respecto a la forma como encuadra los diagnósticos, nos sirve a todos los psiquiatras para tener un lenguaje común sobre las enfermedades mentales”, explicó.

Por primera vez, los psiquiatras reconocen la adicción a la comida como una enfermedad mental real. El acaparamiento compulsivo que en la televisión por cable los llaman acaparadores de chatarra también quedó incluido.

Estas personas tienen dificultad persistente para deshacerse o separarse de posesiones, sin importar su valor real. La conducta a menudo tiene efectos perjudiciales, tanto emocionales como físicos, sociales, financieros e incluso legales, para el acaparador y los miembros de su familia.

Quizás uno de los cambios más controvertidos es el de la nueva definición de adicción, lo cual, dicen los expertos,  implica  que millones de personas más en todo el mundo serán  diagnosticadas como adictas y medicadas para tratar estos nuevos diagnósticos

Con respecto a las conductas no incluidas como la adicción al sexo y el duelo por la muerte de un familiar muy cercano, los expertos dijeron que la intención es que los trastornos que requieren más evidencia sean estudiados más ampliamente, y que la gente que trabaja con estos criterios los refinen.

 

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: