Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘vejez’

Se estima que a medida que envejecemos los músculos de las piernas se hacen más pequeños y débiles, lo  que causa debilidad para moverse o levantarse de  una silla. La ciencia cree haber encontrado respuesta a esta deficiencia.

Con la edad hay una dramática pérdida que oscila entre el 30 y el 60% de nervios que controlan los músculos de las piernas, lo que significa que se consumen

Un estudio realizado  con 168 hombres en la universidad Metropolitana de Manchester en el Reino Unido, coordinado por la doctora Jamie McPhee, concluyó que el desgaste natural del músculo en las piernas se debe a la perdida de nervios en esa zona.

La doctora McPhee declaró a BBC Mundo que los adultos jóvenes generalmente tienen entre 60.000 y 70.000 nervios que controlan el movimiento en las piernas desde la columna lumbar.

“Con la edad hay una dramática pérdida que oscila entre el 30 y el 60% de nervios que controlan los músculos de las piernas, lo que significa que se consumen”, señaló la especialista.

“Los músculos necesitan recibir una señal adecuada del sistema nervioso para decirles que se contraigan, para que podamos movernos”.

El equipo estudio el tejido muscular en detalle usando imágenes de resonancia magnética y registraron la actividad eléctrica que pasaba a través del músculo para estimar el número y el tamaño de los nervios restantes.

La buena noticia es que los músculos sanos tienen una forma de protección: los nervios pueden enviar nuevas conexiones para rescatar los músculos y evitar que se agoten.

Esto es más probable que ocurra en personas en forma con músculos grandes y sanos, dijo McPhee.

Se desconoce por qué las conexiones entre los músculos y los nervios se rompen con la edad, descubrir más acerca de la pérdida de masa muscular podría ayudar a los científicos a encontrar formas de revertir la afección en el futuro.

 

www.guiadecontactomedico.com

@GuiaCMedico

Anuncios

Read Full Post »

Si hay algo que aterra a los hombres es la impotencia masculina. Al punto que muchos pacientes no se acercan al médico porque sientan que les está subiendo la tensión, la glicemia, el colesterol o los triglicéridos pero sí lo hacen cuando la erección no responde

Hoy día la mayoría de los especialistas opinan, que si bien el riesgo de disfunción eréctil aumenta con la edad, los hombres deben saber que no es parte inevitable del proceso de envejecer.

A pesar del optimismo de los especialistas en los Estados Unidos 30 millones de personas sufren disfunción eréctil.  En todo el mundo, se anticipa que esa cifra alcanzará los 320 millones en 2025, según cálculos de los investigadores

El problema afecta al 22 por ciento de los hombres mayores de 60 años, y al 30 por ciento de los hombres mayores de 70. Pero lo más probable es que el padecimiento se deba a una afección subyacente de salud física o mental, y no a la vejez, según los médicos de la Universidad de Texas A&M, en College Station.

A pesar del optimismo de los especialistas en los Estados Unidos 30 millones de personas sufren disfunción eréctil.  En todo el mundo, se anticipa que esa cifra alcanzará los 320 millones en 2025, según cálculos de los investigadores

Se calcula que 320 millones de hombres sufrirán disfunción  eréctil  en el año 2025 

 

La enfermedad cardiaca y otras afecciones médicas graves (como la diabetes, la enfermedad renal, la esclerosis múltiple y la enfermedad de Parkinson) pueden provocar disfunción eréctil, explicaron los expertos.

La hipertensión arterial es la enfermedad cardiovascular más frecuente en el mundo a consecuencia de la cual mueren 20 mil personas diariamente. Este mal aqueja entre  30 y 40% de la población adulta aproximadamente 1.200 millones de individuos. Ente el 15 y el 20% de los hipertensos tratados con antihipertensivos presentan episodios de impotencia en algún momento de su vida ya sea por la hipertensión y/o por los fármacos empleados.

La hipertensión produce daño progresivo del endotelio cavernoso alterando la generación de óxido nítrico impidiendo la generación de óxido nítrico, lo cual afecta la relajación del músculo liso cavernoso y modificando la cascada de acciones que producen la vasodilatación y la erección.

En estos casos los fármacos son necesarios para reducir las cifras tensionales y disminuir los riesgos de infartos o ACV. Al bajar la tensión arterial el pene comienza a sufrir la falta de sangre en el momento de mayor demanda de la actividad sexual y se hace difícil mantener la erección requerida para la penetración.

Otros  medicamentos como los antidepresivos y los antihistamínicos también pueden provocar disfunción eréctil. Esos medicamentos pueden afectar a los nervios, a la circulación sanguínea o a las hormonas. Si cree que quizá ese sea el caso, hable con el médico, aconsejaron los expertos. En el siguiente link encontrará algunos fármacos que pudieran estar afectando su desempeño sexual.

https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/004024.htm

Unos hábitos malsanos de estilo de vida (como tener sobrepeso, fumar y beber en exceso, y el abuso de drogas) también pueden conducir a la disfunción eréctil.

www.guiadecontactomedico.com

@GuiaCMedico

Read Full Post »

El dolor puede ayudar a identificar una enfermedad y no es un compañero natural  del envejecimiento, aunque muchos adultos mayores así lo consideran y  deciden no reportarlo a sus médicos

anciano1

El dolor no atendido empeora la salud general e impide actuar en enfermedades tratables, lo que conduce a un círculo vicioso de sufrimiento constante e innecesario que las personas mayores atribuyen a los achaques de la  edad.

Igualmente el dolor no tratado, explica la geriatra Bruce Ferrell de la Universidad de California, genera discapacidad y puede apresurar la muerte de una persona mayor puesto que afecta su capacidad de movilización y alimentación y desestimula sus relaciones sociales.

El tratamiento del dolor en las personas mayores requiere ciertas consideraciones especiales. Una vez identificado se debe atender tomando en cuenta los cambios propios de la edad como el metabolismo y la composición del cuerpo humano. Estos factores inciden en la respuesta de los medicamentos recomendados.

La función del hígado y los riñones declina con la edad, lo que exige dosis más bajas de analgésicos para evitar efectos secundarios.

Los medicamentos orales pueden resultar difíciles de tragar cuando el flujo de saliva ha disminuido o existe un descenso en el ácido estomacal que impide su absorción. Igualmente hay que cuidar los efectos secundarios y la interferencia que pueden tener con otros problemas de salud que afecten al paciente.

Igualmente es recomendable establecer un horario para la ingesta de los medicamentos y vigilar que el tratamiento se cumpla hasta el final, especialmente si se trata de dolores crónicos.

La terapia física, los masajes, la acupuntura, el yoga y otros tratamientos alternativos pueden ser de gran ayuda y proporcionar al paciente una vida más llevadera.

www.guiadecontactomedico.com

@GuiaCMedico

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: